ALTO Y CLARO

Nos empocilgan con ideas que confunden la velocidad con el tocino y la disciplina con el rigor extremo. Nos confunden con la libertad a todo trapo y se olvidan de los riesgos de la libertad mal entendida que socava los principios de la vida en sociedad, porque mis derechos terminan donde empiezan los tuyos. Y si todos realizasemos con escrupulosidad nuestro porcentaje de deberes, nadie tendría que sacar las castañas (el trabajo, la cara, la voz) por la dejación de otro, y nos tocaría a menos obligaciones y más y mejor entendidos derechos.

Menos debates educativos y más sentido común. El fracaso social deviene en fracaso escolar. Los tentáculos del fracaso familiar se propaga en la educación y en el conjunto de la sociedad:   http://www.youtube.com/watch?v=EXqe_m1nJcs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: