SIN PALABRAS

 

 

Me llega vía e-mail un pequeño vídeo que, sin concesiones a la galería, deja constancia de un mal muy actual, la prioridad que se da a unos valores cuando menos secundarios en detrimento de los que debían imperar.  Nuestra vida se ha convertido en una exhibición desvergonzada y  nos hallamos inmersos en una sociedad del espectáculo en la que lo fundamental se convierte en trivial y la vanal se esgrime como única e indiscutible verdad.

La realidad desde esta perspectiva ficticia se difumina y la humanidad se autoengaña. El espectáculo se convierte en la vara de mando, y el mando a distancia nos distancia al tiempo que nos acerca a una realidad deshumanizada en la que todos somos culpables desde nuestra ignorante y morbosa “inocencia”.

Pasen y vean, señores, no hace falta ni siquiera que enmudezcan sus móviles. La función comienza.

http://video.bugun.com.tr/bugunPlayer.swf?file=dagilfilm.flv

La función termina y nos asalta la pregunta de cómo se puede quedar uno impertérrito mirando.

Anuncios

3 comentarios

  1. Las chicas de oro said,

    febrero 13, 2011 a 11:01 pm

    ¡Jo! Nos ha puesto los pelos de punto. De lo que uno es capaz de hacer por… ¿un minuto de fama, el deber o el curro? Deplorable decisión (¿o fue por puro miedo?) que pagará por el resto de sus días.

  2. Maena said,

    enero 25, 2011 a 11:17 pm

    Un posible argumento sería que ” esa no es su guerra “. Que está allí para “denunciar” con sus fotos una realidad. Que si ella interviene, no solo no salva a la niña, sino que también hubiera muerto y sus ” fotos denuncia” no llegarían a los occidentales, bien apoltronados en sus sofás… Tampoco sabrían los traficantes de armas, gobiernos y particulares, lo expeditivos que son sus fusiles.
    Supongo que en el pecado lleva la penitencia y el final de la historia es bien esclarecedor.
    …Solo que no conozco a nadie que renuncie a un premio que ha salido a buscar desde el principio… porque desde el principio alguien le dijo que es
    bueno que el mundo sepa lo que pasa en el Mundo. El problema es que, aunque lo sepamos, seguimos sentados en nuestros sofás.

    • enero 26, 2011 a 8:08 pm

      Totalmente de acuerdo con lo que expones en el primer párrafo. Quizá es más inteligente o astuto grabar la imagen-denuncia, pero caray qué agallas y sangre fría hay que tener y, desde luego, aunque no le sirva para lavar su conciencia y aplacar el remordimiento (ni para devolverle la vida a la chiquilla), como muy bien dices en el pecado lleva la penitencia.
      Un saludo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: