MICRONESIA

FELICIDAD

Hace tiempo encontré el método infalible. No hacerse preguntas, no indagar, olvidar…

Lástima que ahora no recuerde para qué.

TURISMO

Recibí la tarjeta de plástico que me serviría como llave de la habitación. Subí los peldaños hacia el piso superior que me llevaban a la suite magnífica. Coloqué la tarjeta en el cajetín en que ésta obraría el abracadabra con su contraseña magnética. Cerré la puerta y coloqué aquella en el sobre que permitiría que, por arte de birlibirloque se hiciera la luz como se enciende un astro. Deshice la maleta. Comprobé la limpieza del baño. Me tumbé sobre la cama abierta. Llamé a recepción y pregunté si había llegado la persona a nombre de la cual se había reservado. “Acaba de llegar, no tardará en subir si aún no ha entrado”. Y me puse a pensar en cuánto hay que viajar para encontrarse con uno mismo.

 

Anuncios

2 comentarios

  1. marzo 10, 2011 a 11:22 pm

    Hola, Álvaro:
    Gracias por tu comentario. Me pasaré a verlo.
    Saludos desde la otra orilla, con similares inquietudes y aficiones.

  2. marzo 6, 2011 a 1:25 am

    Hi, very good blog. I am an educator and I am constantly gathering information, I invite you to visit the mine about philosophy, literature and film. If you want to know, the address is:

    http://alvarogomezcastro.over-blog.es

    Greetings from Santa Marta, Colombia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: