POETAS EN LA CALLE:

 POR UN SISTEMA POLÍTICO SERVICIAL SIN SERVILISMOS

Tanta gente despierta no puede estar equivocada.

Siempre hay disonancias entre la masa, pero la tónica general tolerante y pacifista no es la de los que “confunden el culo con las témporas” al comparar clases de violencia incomparables (kale borroka, p. ej., con el despropósito de algunos “supuestamente” indignados). Quienes mezclan reacciones y movimientos completamente dispares en origen, proceso, apoyo popular y fines, carecen de finura política y de altura de miras. Ninguna violencia es justificable, pero no se puede comparar lo incomparable.

Y dicho esto, disfrutemos de este vídeo y comprobemos el ingente número de indignados a la española por todo el mundo, con las manos en alto (porque son atracados a diario y porque no llevan armas), con caceroladas y a ritmo de instrumentos de percusión, guitarras o palmas (¿para amansar a las fieras?).

http://vimeo.com/24390680

NO ESTAMOS CONTRA EL SISTEMA. EL SISTEMA ESTÁ CONTRA NOSOTROS.

NUESTRA ÚNICA DEFENSA ES HACERNOS OÍR EN LA CALLE, YA QUE EL PODER QUE DA LAS URNAS A MENUDO SE TRAFULCA…

Anuncios

2 comentarios

  1. junio 24, 2011 a 7:44 pm

    Querida Elena:
    Preocupante, indignante, estremecedor.
    Miré el video y no pude evitar un sentimiento de empatía por lo que están pasando allá. Nosotros también, sitiados por el crimen y la violencia, México se debate entre la vida y la muerte por la crisis de gobierno, de credibilidad, de impotencia por elucidar el camino para encontrar soluciones reales, factibles, que tomen en cuenta a la sociedad.
    Me uno fraternalmente a ustedes, por convicción, por responsabilidad, por concordancia con la razón que nos mueve como seres pensantes que hemos decidido tomar como arma una pluma para escribir.
    Con respeto y admiración:
    Arturo Juárez Muñoz

    • junio 26, 2011 a 11:16 pm

      Gracias, Arturo.
      Creo que el problema general es que nuestros gobernantes no nos escuchan. Seguramente no escuchan a nadie en ningún país. En fin, yo no me quejo por mí, porque al menos tengo trabajo y en el primer mundo. Muchos millones de seres humanos no pueden decir lo mismo. Me quejo por solidaridad con los demás, los que no tienen trabajo, lo que sufren para llegar a fin de mes, los que temen por su casa…
      Lo dicho, gracias por tu empatía y tus visitas. Un abrazo literario y cibernético


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: