MICRORRELATOS MACROÚTILES

Dentro de la Colección Literatura de Tilde, Microrrelatos. Antología y taller es un breve e interesante libro educativo en que junto a las propuestas didácticas que brindan un material atractivo y sugerente al profesor para su aplicación en el aula, ofrece una fácil guía de lectura de textos fundamentales para entender el género de cara al estudiante.

Elaborada por dos profesores (que pertenezcan al mundo de la tiza siempre es un punto a favor de su operatividad), incluye cuentos breves y muy breves (en mi opinión, sólo estos serían realmente microrrelatos), que  nos llevan al mundo de las mil posibilidades de la fantasía o nos desvelan otras realidades ajenas pero simultáneas a nuestro cotidiano vivir e igualmente posibles. Estas historias son mínimas, súbitas o trastocadas pero historiadas al fin.

Su brevedad conlleva la ventaja que Gracián tan bien supo plasmar y que no me cansaré de repetir (Lo bueno, si breve, dos veces bueno)  y permite que sean fáciles de leer, comprender, disfrutar e imitar, sin perder de vista que tienen que servir de pretexto para la reflexión de las asignaturas de Lengua y Literatura. Además, sus finales sorprendentes, sus puntos de partida inauditos, sus deducibles moralejas y sus dosis de humor velado o no, hacen de estas lecturas textos propicios para cualquier momento y lugar en que se quiera acudir a las obras de autores de raigambre internacional, en activo y fallecidos, de lengua, estilos e intereses diversos (españoles: Juan José Millas, Arturo Pérez-Reverte; hispanoamericanos: Augusto Monterroso, Julio Cortázar, etc.).

Aparte del disfrute que la lectura de esta antología pueda aportar, el librito pretende que los alumnos se zambullan en el territorio de la escritura  literaria por medio del taller que se aplica a sus microrrelatos. De lo mejor me parece las sugerencias que extraen de las que  Juan José Millás hacía semanalmente para La Ventana de Gemma Nierga en la Ser.

Mis preferidos de entre los relatos antologizados son:

  • Prueba de vuelo, micro de Eugenio Mandrini.
  • El puercoespín mimoso de M. Benedetti, excelente relato breve para indagar en las frases hechas que, aludiendo a animales, se aplican a las conductas humanas.
  • O Todo lo contrario también de Benedetti, con su toque a lo Juan de Mairena.
  • Treinta líneas de  Quin Monzó, especie de versión en prosa de Un soneto me manda hacer Violante.
  • La fama de Enrique Anderson Imbert que me recuerda a El criado del rico mercader.
  • El desolador Postales de José Luis Arroyo Agudo.
  • Amor a la literatura de Luis Hervás Rodrigo, con ese kafkiano final.
  • Historia verídica e Historias de Cortázar.
  • Espiral de Enrique Anderson Imbert.
  • Feliz Regreso de Francisco Corrales Fernández.
  • Suicidio o morir de error de Dulce Chacón
  • Ars longa… de José Carlos Llop.
  • Me llamo Yanajido de Alfonso Sastre sobre el fortuito destino.
  • Génesis de Héctor Manuel Román, con la sugestiva óptica desde la que el narrador omnisciente relata los hechos.
  •  Abel de Óscar garcía Romeral, en que a través de un monólogo interior caemos en la cuenta de la inocente perpectiva del protagonista.
  • El Monólogo del Bien y  el Monólogo del Mal, con su paradójica alegoría, ambos de Augusto Monterroso.
  • Casi todos los de Bertolt Brecht, aunque no estoy de acuerdo con la caracterización que del Sr. K. se hace en las preguntas del Taller.
  • Y los cortísimos pero muy evocadores La llave y Temblor de María Rey.

Por todo esto, creo que es una buena adquisición tanto a título personal como profesional.

Anuncios

8 comentarios

  1. Francisco Corrales said,

    agosto 28, 2014 a 11:48 pm

    Hola, Elena. He estado hojeando la antología de microrrelatos de la que hablas y me parece interesante, sobre todo para trabajarla con alumnos (imagino que también eres docente). A propósito de mi cuento, hace unos días descubrí por casualidad que en un festival extremeño hace un tiempo presentaron un corto basado en mi historia (creo que se titula Las cuatro en punto, está colgado en la red), de modo que lo aprovecharé también para mis clases.
    Saludos

    • septiembre 2, 2014 a 3:11 pm

      Hola, Francisco. Como bien has intuido soy profesora también. Buscaré ese corto del que hablas y, si es posible, lo enlazo en mi blog. Al principio he llegado a un blog sobre una película de Hitchock, pero luego he dado con el corto al que haces referencia.
      Gracias

      • Francisco Corrales said,

        noviembre 5, 2014 a 9:42 pm

        Hola, Elena. Este curso he empezado a utilizar tu blog en algunas de mis clases y me funciona muy bien, también la antología de micros. La verdad es que es un torrente de información y propuestas. En cuanto a mí, he publicado hace unos días una novela corta en la editorial La esfera cultural, titulada La felicidad de la polilla. Si entras en ella hay una entrevista con algunas recomendaciones literarias que te pueden servir para tus alumnos. Saludos

      • noviembre 10, 2014 a 9:24 pm

        Hola:
        Me alegro de que mi blog te sirva en algunas clases. Y enhorabuena, Francisco, por la edición de La felicidad de la polilla. Tomo nota e intentaré leerla.
        Saludos

  2. Francisco Corrales said,

    julio 22, 2014 a 10:26 pm

    Soy el autor de Feliz regreso, gracias por incluirme entre tus elegidos.

  3. Cabana said,

    junio 27, 2011 a 8:28 pm

    Muy buen libro, sí señor.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: