AZUL EXTRAÑEZA

Luis Mateo Díez acostumbra a plagar sus ficciones de misterio y muertos, por lo que no es extraño que esta obra se dedique a rec0brar el carácter y los afectos de dos personas fallecidas. Sin embargo, lo que la hace especial, distinta, es que no es relato puro en el sentido de ficción novelada, y tampoco ensayo claro porque lo que al lector morboso le calmaría se obvia y su afán elude lo didáctico para emocionarnos, haciéndonos partícipes de la desaparición de dos de sus seres queridos. Con este radical enfoque subjetivo, sentimos nuestra propia orfandad a la par que la ajena, ya que la muerte exilia a los que quedamos vivos: La costumbre de vivir nos acomoda a lo que somos y en las cercanas rupturas, en las desapariciones que la muerte contrae, ese acomodo sufre el vuelco que nos descoloca. (…) La compañía es el aval de una existencia que discurre en la realidad que nos toca vivir como la corriente en el amparo de las orillas del río.

En Azul serenidad o la muerte de los seres queridos, se adentra en los recuerdos que de su sobrina Sonia y su cuñada Charo desea rescatar a modo de homenaje y hechizo, como vade retro contra el dolor de seguir vivo tras sendas pérdidas en el espacio de año y medio escaso. La literatura no puede ser panacea pero contribuye al consuelo y a la meditación acerca de los hechos imprevistos y sus oscuras causas. Y este libro parte de una paradoja vital, de la disyuntiva entre  la imposibilidad de comprender la muerte y la necesidad de hacerlo.

Aunque Una muerte entra en el cálculo de lo que la vida nos depara, en la costumbre de lo que determina nuestro destino, algunas no sólo son inesperadas sino antinatura por la juventud o vitalidad de al que le toca en suerte. En cualquier caso, La muerte afianza los afectos y une a los familiares tanto en el gesto como en el silencio.

El cuerpo de Sonia, una fotógrafa de penetrantes ojos supeditada a la tiranía de los estados de ánimo, sobre el cemento del Patio de su estudio, invade su semblanza. De ella nos enteramos que se sentía atraída por El Jinete Azul (nombre del grupo expresionista, Der Blaue Reiter, fundado por Wassily Kandisky y Franz Marc en 1911 en Múnich, del que formó parte entre otros Paul Klee) y el azul serenidad del poema Sonia del austriaco Georg Trakl, un autor de breve pero intensa obra (llena de melancolía, ternura y el presentimiento del ocaso de Occidente) influida por Rimbaud y quien en 1914, tras ser movilizado para los servicios sanitarios como farmacéutico y asistir a la batalla de Grodek, no pudo sobreponerse al horror de la guerra y se suicidó.

Caballos azules de Franz Marc

Al final del libro, a modo de apéndice, recoge fotos que Sonia hizo (todas de niños que miran tras unas rejas que, probablemente, eran las de su estudio) comentadas en extractos epistolares por el autor, quien asemeja la capacidad de captar el alma de los seres en las fotografías con la de atrapar los caracteres de los personajes descritos en una narración: Al retratarlos los inventas.

La sensación o el regusto que me quedó a mí es el que he remedado en mi título. El de la serenidad prendida a ese frío pero sugerente color azul del título por el que se decanta Mateo Díez, y el de la extrañeza por no dar rienda suelta a los tenebrismos propios de de la desesperanza ni a clichés resignados de una fe al uso. Una lección de reposada aceptación de lo inaceptable.

Encuentro una clara reseña en:

http://www.la-cronica.net/2010/08/22/vivir/mateo-afronta-su-libro-mas-intimo-con-azul-serenidad-93983.htm

Y un interesante enlace, con motivo del homenaje que en marzo de 2o10 le rindió en León la revista cultural Turia, en: http://www.telecinco.es/informativos/cultura/noticia/1238063/1238063

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: