UN CLÁSICO REQUETEMODERNO:

Eché mano, en este veranito en que quedó un poco relegado mi blog, de un impactante libro que me abrió los ojos cuando realizaba mi tesis doctoral… La jovencita con la cabeza a pájaros y la intuición a flor de piel se daba cuenta de que su olfato para discernir y catalogar ciertas conductas era respaldado desde instancias científicas, que elevaban el manido y azaroso sexto sentido a la categoría de sentido múltiple real y no producto de prejuicios de ninguna clase.

La detallada descripción de los gestos manuales en el episodio de la disputa entre griegos y romanos del Libro de Buen Amor del Arcipreste de Hita ya da noción de la antigüedad de los problemas comunicativos,  y en especial ahí de los del comportamiento no verbal, en razón de su polisemia y laxa codifición, sobre todo cuando hay diferencias socio-culturales:

Por esto dize la pastraña de la vieja ardida:

‘Non ha mala palabra si non es a mal tenida.’

Entiende bien mi dicho e avrás dueña garrida.

De ahí que La comunicación no verbal de Flora Davis me deslumbrase cuando hace años, muchísimos, lo leí. Ahora es vox populi lo que atañe al comportamiento no verbal (kinésica, paralenguaje, proxémica) y a otros elementos que lo corroboran (objetos que a uno le identifican, vestimenta, ingredientes químicos o de otro tipo). Y que todo el que quiere lucir en sociedad (estrellas de la tele, políticos, etc.) debe conocer los entresijos de este cúmulo de comunicaciones complementarias o contradictorias que se ponen en juego a cada momento, por el mero hecho de estar, de presentarse, de ser.

Algunas citas de Flora Davis para abrir apetito:

  • Silvan Tomkins ha señalado que la mayoría de las sociedades consideran tabú el exceso de intimidad, de sexo, o la expresión demasiado libre de las emociones. El grado permisible varía de una cultura a otra, pero en la misma medida en que existen estos tres tabúes existe también el del contacto ocular, ya que intensifica la intimidad, expresa y estimula las emociones y es un elemento importante en la exploración sexual.
  • La forma del cuerpo es otra característica física que puede ser programada culturalmente. Es una cuestión de modas y las modas cambian.
  • El tacto posee una clase especial de proximidad.
  • El cuerpo humano es una intrincada madeja de ritmos que se producen a diferentes niveles de tiempo, desde los ciclos menstruales hasta el ritmo respiratorio y cardíaco, que se mide en inspiraciones y latidos por minuto, e incluso los diez escalofríos por segundo que constituye la acción de tiritar. La mayoría de los sistemas internos del cuerpo humano están regidos por ritmos circadianos, ciclos de un día de duración que llegan a un punto máximo cada veinticuatro horas. (…) Algunas personas trabajan mejor por la mañana, mientras que otras están más avispadas por la noche, porque sus sistemas corporales alcanzan su punto máximo de eficiencia a esas horas. No es sorprendente que los períodos de actividad e inactividad sean paralelos a otros ritmos del organismo y sigan también un ciclo de un día de duración.
  • El problema de fingir radica en que, a menos que se sea un actor de primera, siempre aparece algo que resulta calculado, disociado o directamente torpe, porque es casi seguro que en el mensaje corporal existirá una indicación de que algo, en alguna parte, no es real.
  • (La comunicación) no es como una emisora y un receptor. Es una negociación entre dos personas, un acto creativo. No se mide por el hecho de que el otro entienda exactamente lo que uno dice, sino porque él también contribuya con su parte, ambos cambien con la acción. Y, cuando se comunican realmente, lo que forman es un sistema de interacción y reacción bien integrado.
  • Los individuos  no mantienen relaciones aisladas con otras personas aisladas, sino que viven en medio de todo un sistema de relaciones.
  • En el sur de la China moderna, una rápida exhibición de la lengua significa turbación; en el Tibet es una señal de cortés deferencia, y los habitantes de las islas Marquesas sacan la lengua para negar.
  • El límite entre lo visible y lo subliminal varía de una persona a otra y en cada individuo según las diferentes situaciones.
  • Si se colocan en forma circular, es casi seguro que todo el grupo es parejo. Los grupos que no lo son tienden a formar una posición de cabeza, y la persona que ocupa ese lugar será, formal o informalmente, el líder (Kendon).
  • Es mucho más turbador ser interrumpido en cuanto uno ha comenzado a hablar. Una vez que se está bien encaminado en la conversación, uno puede evadir con mayor facilidad las interrupciones de la otra persona. (Chapple y la importancia de la cronología de la interrupción).
  • La sonrisa es un nexo entre el contacto y la afirmación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: