AMOR Y MUERTE

Ayer 15 de marzo, con motivo de los recitales que mensualmente tienen lugar bajo el marchamo de Eros y Thanatos en el escenario Casyc de Santander, Elena Galiano y yo compartimos cartel junto a tres músicos (Alberto, Rosa e Irene) y dos pintores (Valle y Mariano).

A pesar de las muchas propuestas culturales que el día trajo, compartimos melodías, colores y poemas con un salón lleno de gente atenta y entregada.

La experiencia me resultó grata y mágica, y ahora quiero compartir aquí los poemas que allí recité. Con ellos os dejo:

GUARIDA ANIMAL

Ojos de duna me despiertan.

Rendijas de preguntas se afianzan 

entre arenisca de miradas tantas

como incontables granos que me rozan

con su piel de nocturna entre arisca y dócil,

entre fría y cálida, yerma e íngrima,

extrema piel de páramo.

ambivalente. Alimañas

con afilados dientes dilapidan

dentelladas posadas como besos.

Me escondo en ese bosque

de inciertas pretensiones.

Cada árbol se erige en esperanza,

cada mata en certeza

de que la realidad

a ras de suelo vive y se desgreña.

Y tú y yo buscamos el habitáculo,

el nido en que gozar

de una tregua, un respiro, un alto.

Hay sequía y un cazador febril

antorcha en mano,

disemina fogatas.   Nos ahogamos

en este irreductible hogar robado.

El asma es un incendio incontrolado.

Nos van talando sueños. 

VERDE LIBERTAD

El viento peina la hierba

con sus dientes peregrinos.

Ondula el campo y doblega

sus ansias verdes de fuga.

Quién fuera ese aéreo pasto,

el matorral enredado

tras benignas bocanadas

en tales dedos esquivos.

 

 RESURRECCIÓN

Navegarás en mí, la popa al viento,

para vivir tu vida reemplazada.

Tu piel será mi piel ensimismada.

Tus ojos percibirán la luz en mis pestañas.

El tacto ayuno aliviará la falta.

Y en medio del vacío y de la calma

edificaré una sólida capilla blanca

con exvotos de amor y fotogramas,

y junto al ancla la botavara amplia.

 

LABORANDO 

Eres como una espiga,

grácil, frágil, veleta,

granuja, ardiente, viva,

con tu talle de avispa,

tu nacarado pecho,

tus ojos desgranados

en mis trilladas dudas.

Soy yo simiente altiva,

que en tu falda fecunda

cosechas venideras,

y entre siembras y siegas,

al viento bonancible

de tu voluble estima

sólo goza el salvado,

mientras la avena loca

danza en los espejismos

de toda primavera.

HAMBRE DE PIEL

Morderé los mil gajos de tu risa

y su pulpa sedienta entre mis dientes,

serán un bodegón lleno de frutas.

Abrazaré a mis alas tu cintura,

porque un cuerpo es un ave con dos plazas.

Lameré de tus corvas su engranaje,

porque la bestia en celo

que en el amor palpita

es capaz de volar y arrodillarse.

Y ante tus pies inermes

desplegaré cosquillas para herirte

con una flecha de curare y oro.

Que tu risa me caiga dulcemente

vertida como un jarro de agua fría

en el volcán en ciernes

que lacera mis muslos prestos

a recibirte siempre a la intemperie.

      

FECHA DE CADUCIDAD

Todo en la vida es plazo.

Y lo que no se aplaza acaba por sí solo

como el fósforo pierde la llama con que ardió.

Todo amor tuvo mecha,

se prendió y estallaron

los campanudos cohetes del mudo

desasosiego la anticipación.

Las arras y los ruidos,

el desapego, el silencio y vuelta a empezar

el cuento de la buena pipa

que empareja a las gentes.

Todo amor que fue y no es

será recuerdo ardiente y vivo

en la hornacina del corazón que puso más.

Y un amante, quizá, seguirá el rastro

del santo abandonado en el altar.

Y le pondrá dos velas a escondidas,

y a escondidas visitará su altar,

mientras en la vorágine

del cotidiano amor, ciego, insensible

buscará al que perdió en la quimera.

MOBILIARIO

Te dirás que esta mesa camilla fue la suya,

que en ese diván sentó plaza su cuerpo

y sobre esa almohada soñaba su ficción.

Te dirás que en ese bol tomaba el desayuno,

que gustaba de esas mismas galletas

y probarás una. Y recogerás las migas

y estrecharás la bayeta ajada y deslucida.

Tras la ducha el cuerpo envolverás en su toalla

sin rastro del olor que en ella impregnaba.

La cama no es más ancha ni más larga,

pero resulta inabarcable desde esa posición

fetal en la que invariablemente te agazapas.

Te resultará extraño el televisor que ambos mirabais.

Y vuestro armario no guardará la simetría cálida.

El libro gris se aburre en su cajón,

pese al reclamo de un burdo marcapáginas.

Todo sigue tal y como antaño, aunque…

el destino hizo agua y naufragó.

Pero las cosas se le adueñan y a él se deben.

Y tanto es lo que expresan mientras callan… 

 

 ISPAHÁN

 Ispahán, a la vuelta de la esquina,

está a las doce de cada mediodía.

Entonces saboreo la ceniza.

La sombra amedrentada

que suele llegar antes que mis pies

se mofa de la muerte,

que me espera impaciente, esquiva.

Lástima de vivir exigua vida y

percibir el regusto del tentáculo

que sus vivencias dejan:

lo que se pudo ser,

lo que se quiso, lo que se añora…

Mientras lo que se tuvo es lo único

anclado en las vigorosas olas

de la mar a que acudimos.

EJÉRCITO. MAR DE NADIE

Una hilera de hormigas como huestes

eleva sus patitas de verde gangrena

por el desfiladero en que la pelusa central

divide el cuerpo. Un dos, un dos, se alientan

y condenan izando sobre el vello

con sutil disciplina su camaradería.

Tras llegar a la cima atisban

el valle del eczema, el valle

en que la sima de la muerte acecha.

La víctima, paralizada y nuda,

con sus ojos clavados en la diana

del día, espera la misericordia

que la osa mayor y las luciérnagas

ponen sobre los rostros muertos

a los que nadie vela.

Y ahora se deslizan

por ese tobogán de piel atada,

por ese tobogán de piel reseca,

por ese pozo sin fondo de la vida

y ese fondo del pozo del ombligo

que ayer latía sin preocupaciones.

Se desliza la hilera.

Un dos, un dos, un dos, uniformadas,

capitaneadas por vete a saber quién,

disciplinadas, lentas, andurriales abajo

de la piel inerte y marchita

anticipadamente.

Y resbalan como comas voraces

o, quizá, como puntos suspensivos,

por entre sus escamas,

dejando tras de sí

el rastro fugitivo

hacia un largo mar de nadie.

MUERTE BELLA

No quise dejar un bello cadáver.

Me sumergí hasta el tuétano en todas las batallas.

Buceé por los mares de peces moribundos.

En ciénagas alejadas y hasta entre sabandijas.

Ellos quisieron embalsamarme entre palabras

como quien maniata a un sorprendido

que se deja manipular a ciencia cierta.

No quise ser espantapájaros

sino de las aves voraces

y siniestras; y que la golondrina,

y el canario y la gaviota gorjeasen

en la percha acogedora de mis hombros.

Quisieron talarme las raíces y el sombrero,

decapitarme como quien desbasta

la rugosa madera. Y mis miembros sufrieron

el ostracismo del silencio

sin ninguna indulgencia.

Sobreviviente entre los muertos

que a duras penas penan su vida sucedánea,

herida de muerte y embellecida

por arrugas y canas que me alivian

el paso de los años, los relojes,

la duda del mañana

con su huella inflexible e imparcial,

prosigo oyendo el tictac de los latidos

unas 86.400 veces cada día.

MUERTES ALEATORIAS

Yo he muerto muchas veces.

No me lloren hoy que no los oigo.

He muerto tantas veces

que no recuerdo cuándo

fue la última vez que me lloraron.

He muerto con las botas puestas

y el corazón desarmado.

A contracorriente siempre,

sin descanso,

echando apuestas fuertes.

He muerto de muerte natural

y propiciada

por severas escenas cotidianas.

A mí también me han matado

con la alevosía sutil

de las miradas.

Sin fusil ni cicuta ni arma blanca.

Con la sola palabra.

A mí también me hirieron

en combates en que no me iba

la vida, con rumores,

vacíos, vituperios…

y sin mediar distancia.

He muerto lentamente

desangrándome.

Y he muerto a toda prisa

contraviniendo el tiempo.

Y, aunque me niego a seguir

muriendo (enjugaos, por cierto,

el dolor innecesario), me llegará

al fin la hora y el final incierto,

como a mis asesinos y a mis deudos.

Y viviré, por fin, en el recuerdo.

Viva sin el latido que amenizó

su templo. Y llorarán los míos

al no ver mi cuerpo.

Y esta muerte será la menos dura.

Anuncios

10 comentarios

  1. Carlyn38 said,

    mayo 19, 2012 a 12:37 pm

    hermosas poesia, con una sensibilidad maravillosa, que llega al alma y mas cuando sientes que la vida no es nada…. (con tu permiso en mi Facebook publique tu poesia, con tu nombre por supuesto) Gracias sigue escribiendo tan maravilloso

    • mayo 20, 2012 a 11:12 am

      Gracias, Carlyn38. Me alegro de que te hayan gustado. Debemos aprender a disfrutar este nido de ausencias que es la vida, aunque nos sintamos perplejos a menudo.
      Un abrazo. Elena

  2. dunaaldesnudo said,

    mayo 10, 2012 a 1:16 pm

    Gracias por compartirlo. Me ha gustado.

  3. editor said,

    abril 16, 2012 a 5:27 pm

    EDITORIAL PORTILLA
    Esta es una editorial sin fines de lucro, las ganancias serán invertidas en la lucha contra la Diabetes. Aquí los escritores podrán publicar sus obras por el Internet y en las cadenas de librerías en los cinco continentes sin costo alguno. Todos los escritores recibirán en 50% de las ganancias por el Internet y el 10% por las ventas en las librerías. Tenemos varias convocatorias para concurso. Visite nuestra página web: http://www.editorialportilla.com o envíenos un correo a: editorialportilla@hotmail.com

  4. KSSH said,

    abril 9, 2012 a 10:13 pm

    Gracias. !Me gusto mucho! Me hicieron sentir mejor despuez de una dura perdida de una persona muy importante.

    • abril 10, 2012 a 11:16 am

      Gracias a ti, KSSH. Las pérdidas no se reparan, pero dulcifican la ausencia el tiempo y los seres más cercanos. Si mis poemas han contribuido a disminuir tu dolor, me siento más que halagada y contenta.
      Un beso, Elena

  5. Ecomailer said,

    marzo 18, 2012 a 7:02 pm

    Asistí el otro día y me gustó mucho. Tienen mucha fuerza y sensibilidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: