OJO DE NUBE

Leí para clase (1º ESO) Ojo de nube de Ricardo Gómez y preparé una guía de lectura que he colgado en mi blog del aula: http://aneleameg.wordpress.com/ojo-de-nube/

Me parece un libro para jóvenes lectores que, aunque al principio se me hizo un poco pesado puesto que es bastante descriptivo, conforme van pasando las páginas crece en interés.

Refleja un mundo de carencias materiales (que no afectivas) y de costumbres alejadísimas de las nuestras (como ciertos ritos de iniciación), al tiempo que indaga en las diferencias y en las incapacidades. Minusvalías que generan plusvalías porque a veces “menos es más”, “las apariencias engañan” y una carencia puede dar pie a un esfuerzo suplementario y/o a una cualidad inaudita en otros (ejemplificado en el protagonista).

Un indio invidente ¿qué supone para la tribu? ¿Qué sentidos tiene más desarrollados? ¿Qué opina de él su abuela Luz Dorada? ¿Qué papel desempeña su madre, Abeto Floreciente, en la historia? Preguntas fáciles de responder en el transcurso de la novela y que se resuelven con la paradoja final: el ciego convertido en los ojos (oído, tacto…) de su poblado, y portador de un sexto sentido del que carecen los videntes.

El aliento  poético de la obra subyace desde su título (nombre del protagonista), se muestra en la forma de avanzar el tiempo y de moverse por el espacio (de las montañas a la pradera y viceversa, según pasan las estaciones medidas en meses lunares), se observa en las leyendas y en las abundantes descripciones, además de en los nombres de sus personajes…

La religiosidad panteísta de la tribu idolatra al Gran Espíritu y a la madre naturaleza, de ahí su límpida mirada hacia los animales y su forma piadosa de cazar (para su manutención y abrigo no por divertirse). Sus supuestos valores nos darían una lección a los occidentales: Sé insistente, hijo, y lograrás todo lo que te propongas (alabanza al esfuerzo), El mal siempre se aleja de un lugar donde la gente está contenta (proverbio crow que tanto recuerda a nuestro: “El que canta su mal espanta” o “Al mal tiempo, buena cara”).

Los peligros que los acechan como pueblo y los malos augurios nos hacen pensar en la dificultad de la vida primitiva, en la rivalidad entre los pueblos coetáneos y en la maldad humana (al menos, en la de la raza que se creyó siempre superior, principal antagonista).

Los compuestos no consolidados sirven para designar realidades para las que los personajes aún carecen de nombre en su idioma, y para ilustrar de paso esa idea de compuesto sintagmático (vocablo formado por varias palabras no unidas ortográficamente pero que transmiten juntas una sola idea):

  • Madre-que-da-la-Vida
  • La-piedra-que-no-se-rompe
  • El hombre-medicina
  • Dientes afilados
  • Los hombres-animal
  • Lanzas de trueno
  • Los hombres-pálidos (carapálidas)
  • Puñales de trueno
  • Los Mala Cosa (los malacosa).

PARA SABER MÁS:

Se pueden leer las definiciones con que el autor plasmó su comprometida personalidad y sus valores, a partir de una especie de entrevista sin interrupciones, pactada, que ideó Juan Nieto: http://www.ricardogomez.com/ver/biografia/biografia_2
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: