TODO ESTÁ EN EL AIRE

Acabo de leer el último Premio Nadal, Estaba en el aire de Sergio Vila-Sanjuán, con una persistencia desinteresada (muchos nombres propios y pocos personajes pergeñados, unas difusas historias apenas perfiladas, previsibles lazos que unen todo ello gracias a un narrador omnisciente que delimita pensamientos y salta de unos espacios y tiempos a otros con agilidad), producto de su sencillez tan abrumadora -incluidos los calcos idiomáticos de los medios de comunicación afectos al Régimen, época de cuyo trasfondo emergen gran parte de los problemas de este NODO literario- como poco interesante.

No me gusta dejar libros sin terminar, y no lo he hecho nunca salvo en casos graves, así que como el imaginario que prometía me resultaba atractivo, el arranque brillaba con determinación y lo publicitario me atrae con sus recursos retóricos audiovisuales cejé en el pequeño empeño de acabarlo, por ver si había alguna vuelta de tuerca que justificase mi elección. La encontré, si acaso, en que describiese el clima de finales de los 50 y principio de los 60 (poco usuales en nuestra narrativa), a través de un programa radiofónico verídico emitido desde Barcelona (Rinomicina le busca), capaz de  poner patas arriba al rancio conservadurismo; y, sobre todo, en que mostrase el clima corrupto, tanto en los negocios como en la moral, de la posguerra, por desgracia tan afín a la pícara esencia de lo español. Y luego hablemos de la “marca España” y de qué le hace un flaco servicio si la realidad o su transmisión. Cuando uno quiere autoengañarse o justicarse, cualquier pretexto es bueno…

Estaba en el aire

Por cierto, dado que es una novela bastante breve (¿quizá excesivamente?) en que la elipsis y la condensación juegan a favor de su lectura, me ha extrañado comprobar que se les haya pasado por alto la corrección antes de editarla de algunas erratas encontradas sin buscarlas. Dos muy claras: el nombre de dos personajes femeninos equivocados y dos preposiciones incompatibles juntas. Y como “tres eran tres las hijas de Elena”, no me resigno a no dejar constancia del uso, en mi opinión extravagante o gratuito, de una palabra correcta (“ucase”). Es posible que sea yo la que está equivocada, pero no sé, no me “pegaba” en ese contexto.

Si lo que buscas es una novela que refleje un tiempo y una clase social (la Barcelona a un paso de Europa pese a la dictadura, los sesenta que nunca fueron nuestros, la gente bien y agraciada por el franquismo con sus dramas menores: adulterio, alcoholismo, censura, homosexualidad, fraudes…) con la textura de un fresco expuesto ante nuestros ojos, que se cimente sobre una ambientación rigurosa, que aluda al despertar al consumismo de nuestra tierra y su cainita historia -al albur de las contingencias, permisos y prohibiciones, de esos años-, ahí la tienes. Un punto a su favor, en este sentido, es el acercamiento al lector de la legislación vigente, sobre todo la concerniente al frágil papel de la mujer (adulterio, divorcio).

Si prefieres las tramas complejas pero con un hilo conductor claro y los personajes definidos cuya psicología evoluciona, a los que ves crecer o decrecer a lo largo de sus páginas, no hallarás en ella lo que buscas. De hecho, la que se exhibe como protagonista (Tona) se difumina ante la permanencia de su protector, el industrial Casimiro Pladevall, y en especial de la de Juan Ignacio Varela, el ejecutivo (especie de elogio al padre del autor), e incluso tras el rastro sutil de la perfecta mujer de éste (Elena).

Otras reseñas más extensas (y halagüeñas) encontrarás en: http://www.lecturalia.com/libro/78239/estaba-en-el-aire, http://www.bizarriasdebelisa.com/2013/03/estaba-en-el-aire-sergio-vila-sanjuan.html, http://www.revistakritica.com/2013/02/resena-estaba-en-el-aire-de-sergio-vila.html, http://sumacultural.unir.net/201302149546/estaba-en-el-aire.

Y una curiosa contraposición de sus pros y contras en: http://kattigara.com/blog/el-debate-sobre-estaba-en-el-aire-de-sergio-vila-sanjuan/.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: