LOS CANSADOS NO CANSA

Los cansadosMichele Serra es el autor de una especie de ensayo novelado sobre un padre y su hijo adolescente que ha encandilado a crítica y lectores. El adolescente está próximo en el espacio y alejado en espíritu.

¡Lógico! Si recordamos que en esta etapa llevan la vida al revés, madrugan cuando no hace falta y se acuestan cuando otros se levantan. Son casi niños pero gigantescos. Como forma de rebelión se dejan arrastrar por la apatía para desesperación de sus mayores, cuya rutina es el esfuerzo y el trabajo, el estrés y el poner el grito en el cielo.

La satírica e implacable mirada del autor arremete contra los conflictos, los desencuentros, el afecto teñido de desafecto y  la culpa. Refleja dos generaciones enfrentadas: la de los “erectos” (postpadres tras el 68) y la de los “cansados” (perdidos en su propia complejidad e indiferencia).

Su obra no sólo entretiene sino que hace reflexionar, siguiendo el viejo adagio de “Enseñar deleitando”. Si se pasa de las primeras páginas (primera reflexión acomplejada y pesarosa del padre), resulta de lectura absorbente. En el libro se muestran las debilidades de los progenitores, las difíciles relaciones con sus hijos y los sentimientos de unos y otros precisamente a causa de otros y unos (respectivamente). Pero lo hace desde un mirador risueño en que el dolor se atempera. La moraleja no se tiñe de moralina, la crítica del mundo contemporáneo no resulta deprimente sino conmovedora y su humor es más profundo que el de una vulgar comicidad. En mi opinión destacan:

  • El deseo paterno de que su hijo haga con él la excursión al Paso del Nasca, que le sorprenda la Toscana y los viñedos, que vean juntos los paisajes que a él le impactaron… Es decir, compartir experiencias y sueños.
  • Las dudas sobre la autoridad: “Cuántas veces, en lugar de mandarte al carajo, hubiera debido abrazarte. Cuántas veces te abracé y, en cambio, hubiera debido mandarte al carajo”.
  • La imaginaria y extensa novela que el narrador en primera persona (alter ego del autor con el nombre de Brenno Alzheimer) prentede publicar al final de sus días: La Gran Guerra Final entre jóvenes (y pobres) y viejos.

QUIÉNES Y POR QUÉ LEERLO

Padres, pediatras y profesores. Todo aquel para quien un niño es el futuro y un joven el puente que debe construirlo y cuya construcción hay que sopesar para que no se caiga. Porque paternidad y educación son los trabajos más serios para la raza humana y, sin embargo, rara vez se aprenden en las aulas ni pueden enseñarse mediante un manual de instrucciones.

Leerlo nos trae a la mente los años que vivimos, los conflictos que creamos o nos crearon, al tiempo que nos deja un poso de ternura e ironía, de amor hacia la raza humana y lirismo, de belleza idiomática…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: