UNA PIEDRA DE TOQUE

La piedra de toque
Esta novela de la madrileña Montserrat del Amo nos involucra desde el principio. A pesar de la dura situación del protagonista, toda ella se impregna de importantes valores como la generosidad y la amistad.
Se abre la historia con la aparición de un adolescente guapo, atlético e inteligente, Carlos Alberto, cuyo rendimiento ha descendido vertiginosamente tras la muerte de una amiga especial. Sin embargo, lo que apuntaba al relato de la superación de una depresión da un giro imprevisto.
Este bajón académico y la completa desgana que muestra hacen que la madre pida una cita en la consulta de un prestigioso psiquiatra; pero esta no resulta lo que espera porque no le atiende quien creía, sino otro doctor al que confunde al principio con un trastornado. Fernando, un paralítico cerebral incapaz de controlar sus espasmos, será el profesional encargado del joven, quien desde el principio se interesa en conocer la historia de su vida, pese a los vergonzosos intentos de impedirlo de su madre, sometida a sus  prejuicios.
Así nos adentramos en la verdadera historia, para la cual la del joven sirve de pretexto. Historia que, de alguna manera, nos hace pensar que somos afortunados porque siempre hay alguien que está peor, coma altramuces o no.
María, la madre de Fernando, lo tiene sedado constantemente, superprotegido de una forma incomprensible, encamado, infraestimulado y completamente aislado  del mundo, resignada a tirar de él pensando que no solo es inválido sino también deficiente desde el punto de vista intelectual, lo cual le perjudica en grado máximo al mantenerlo en un estado que nada tiene que ver con sus verdaderas posibilidades. Por otra parte, la mayoría de los que saben de su existencia lo tratan como si de un apestado se tratase.
Cuando una enfermedad repentina la lleva a ingresar en un hospital y dejar la existencia de su hijo en el aire, se comprueba quién es verdaderamente humano y quién no. Quiénes parlotean acerca de cómo ayudar y quiénes lo hacen sin pedir nada a cambio. Y ahí empieza el milagro, al acogerlo unos vecinos suyos que le cambian la vida.
Fermín, el padre de la otra familia, le mostrará el mundo desde su quiosco de periódicos, y lo defenderá de quienes ven en lo “feo” y dispar una amenaza contra su mundo; Carmen, su mujer, cuidará de su higiene y alimentación mirándole a los ojos con ternura, lo que le hará sentirse humano; y sus hijos, Andrés y Pablo, jugando con él, enseñándole, compartiendo sus juguetes y su tiempo, ideando actividades en que puedan los tres hacer algo, y confiando en sus posibilidades, le demostrarán de lo que es capaz y le harán sentir que aborrece la vida anodina y sin metas que hasta ese momento ha sido obligado a vivir. Los avances no se hacen esperar y el futuro comienza a ser menos negro y aburrido para el verdadero protagonista.
La forma novelística contrapone la narración de los hechos (en redondilla) a la reflexión acerca de los mismos (en cursiva) desde la visión de distintos personajes (omnisciencia psicológica en estilo indirecto libre y que muestra la realidad desde las distintas perspectivas).
Ya el título “La piedra de toque” es una excelente metáfora. Si miramos el diccionario, comprobamos que el sentido literal es el de un jaspe que se emplea para conocer o medir la nobleza del oro o la plata; y, en sentido metafórico, alude a todo aquello que sirva para demostrar la verdad o autenticidad de algo. En la novela es Fernando quien actúa como tal. Este paralítico cerebral es la “piedra de toque” que prueba la esencia de todos aquellos que le rodean.
En estos tiempos que corren en los que estamos tan acostumbrados a no ver lo que no nos gusta, necesitamos historias que nos zarandeen como esta, que nos muestren el horror de lo trillado y la vergüenza de los prejuicios. Os la aconsejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: