CITAS VARIAS LITERARIAS Y DE RECORTES DE PERIÓDICOS Y DE CALENDARIOS:

Las citas, cuando quedan esculpidas en nuestra memoria, nos sugieren pensamientos originales; además, despiertan en nosotros el deseo de leer a los autores de los cuales han sido tomadas. (Winston Churchill)

  1. El Escarabajo de Manuel Mújica Láinez:
    • Nada sobrepasa en angustia a un dios asustado.
    • Los dioses hemos fatigado al mundo, que sin embargo tenía hambre de dioses.
  2. José Emilio Pacheco(visita en http://amediavoz.com/pacheco.htm una breve antología de sus poemas):
    • Enseguida pensé que Dios es dos: / La luna y el sol, la tierra y el mar, el aire y el fuego.O es dos en uno; la lluvia / la planta, el relámpago / el trueno. //(…) / ¿Dios es el bien porque regala la lluvia? / ¿Dios es el mal por ser la piedra que mata? / ¿Dios es el agua que cuando falta aniquila /y cuando crece nos arrastra y ahoga?
    • A la parte de mí que me da miedo / la llamaré Demonio. / ¿O es el doble de Dios, su inmensa sombra? / Porque sin el dolor y sin el mal / no existirían  el bien ni el placer, / del mismo modo que para la luz / son necesarias las tinieblas.
    • Contraelegía: Mi único tema es lo que ya no está / Y mi obsesión se llama lo perdido / Mi punzante estribillo es nunca más / Y sin embargo amo este cambio perpetuo / este variar segundo tras segundo / porque sin él lo que llamamos vida / sería de piedra.
    • La gota es un modelo de concisión: / todo el universo / encerrado en un punto de agua.No tomes muy en serio / lo que te dice la memoria.
    • Del poema Presencias: ¿Qué va a quedar de mí cuando me muera / sino esta llave ilesa de agonía,/ estas pocas palabras con que el día, / dejó cenizas de su sombra fiera?
    • Un marine: Quiso apagar incendios con el fuego. /Murió en la selva de Vietnam / y en vano.
      1. Richard Whately: Enseñar a quien no tiene curiosidad por aprender de sembrar un campo sin ararlo.
      2. Derek Curtis: Si cree usted que la educación es cara, pruebe con la ignorancia.
      3. Otras citas sobre la educación puedes encontrar en: http://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/ocho-frases-sobre-educacion
      4. Observaciones sobre el plano-secuencia. Pier Paolo Pasolini:

      Es decir, el hombre se expresa sobre todo con su acción —no entendida en una mera acepción pragmática—, porque es con esa acción que modifica la realidad e incide en el espíritu. Pero esta acción suya carece de unidad, o sea, de sentido, hasta que no está acabada. Mientras Lenin vivía, el lenguaje de su acción era posible y, por lo tanto, modificable por eventuales acciones futuras. En suma, mientras tiene futuro, es decir una incógnita, un hombre no termina de expresarse. Puede haber un hombre honesto que, a los sesenta años comete un delito: dicha acción modifica todas sus acciones pasadas, y él se presenta entonces como alguien distinto de lo que siempre ha sido. Hasta que yo no esté muerto, nadie podrá dar un sentido a mi acción que, en cuanto momento lingüístico, es difícil de descifrar.

      Por lo tanto es absolutamente necesario morir, porque, mientras estamos vivos, carecemos de sentido, y el lenguaje de nuestra vida (con el que nos expresamos, y al que atribuimos la máxima importancia) es intraducible: un caos de posibilidades, una búsqueda de relaciones y de significados sin solución de continuidad. La muerte efectúa un montaje fulmíneo de nuestra vida: o sea, elige sus momentos de veras significativos (ya no modificables por otros posibles momentos contrarios o incoherentes) y los pone en sucesión, convirtiendo nuestro presente, infinito, inestable e incierto, y por lo tanto lingüísticamente no descriptible, en un pasado claro, estable, cierto y que, así, deja describir lingüísticamente (en el ámbito de la citada semiología general). Sólo gracias a la muerte, nuestra vida nos sirve para expresarnos.

  1. Ibsen: Ni felicitaciones ni amenazas distraen al hombre que sabe lo que quiere.
  2. Aforismo Keniata: Trata bien al mundo, pues no te pertenece, lo tienes otorgado en préstamo por tus hijos.
  3. Consejos a los jóvenes escritores de Charles Baudelaire: El odio es un licor precioso, un veneno más dulce que el de los Borgia, porque está hecho con nuestra sangre, con nuestra salud, con nuestros sueños y con los dos tercios de nuestro amor. ¡Es necesario ser avaros con él!
  4. Reinhold Niebuhr: Señor, concédeme serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, valor para cambiar lo que sí puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.
  5. Nietzsche: El hombre solitario sufre tantas amenazas y vive con tantos miedos en este mundo que no tenido más remedio que inventar la risa.
  6. Jules Renard: Cuanto más se lee, menos se imita.
  7. Freud: Te dices a ti mismo: ¡Mira, aquí está el mundo que aparenta ser tan peligroso! Pero no es nada más que un juego de niños. Merece la pena hacer chistes sobre esta amenaza.
  8. Octavio Paz: Todas las culturas son cultura, todos los hombres son el hombre.
  9. Mentiras y disparates: A la luz del farol apagado /un mudo leía, /un sordo escuchaba, / un ciego miraba/ y a un calvo que había / los pelos de punta se le ponían.
  10. Décima de Francisco Gregorio de Salas referida a la veleta de una iglesia de San Miguel en cuya pala había una efigie del Santo sobre una figura del diablo al que amenazaba con una espada: Todos podemos creer /de donde los aires vienen,/ pues los dos que lo previenen/ muy bien lo pueden saber./ Sólo podrá suceder/ que el diablo mienta insensato; / pero el santo poco grato/ dirá, al ver su falsedad:/ Pícaro, di la verdad,/ mira que si no te mato.
  11. Denis Diderot: Dos cualidades esenciales en un artista: la moral y la perspectiva.
  12. Jean Jacques Rousseau: Si quitáis de nuestro corazón el amor de lo bello, nos quitáis todo el encanto de vivir.
  13. Séneca: Sólo venciéndote vencerás.
  14. Lao-Tse: El sabio disfruta de lo que tiene. El necio quiere más.
  15. Lao-Tse: Una espada que se afila sin cesar no conservará mucho tiempo su filo. Retirarse una vez realizada la obra: he ahí el tao del cielo.
  16. Cicerón: Solamente pueden unirnos los buenos sentimientos; el interés nunca ha formado amistades estables.
  17. Nietzsche: Donde empieza el Estado termina el hombre.
  1. Sai Baba: El deseo es una hoguera que arde con más fuerza cuando es alentado. Un deseo conduce a diez más y el hombre se agota tratando de satisfacer las exigencias de esa cadena de deseos.
  2. Edmund Burke: El mayor error lo comete quien no hace nada porque sólo podría hacer un poco.
  3. Martin Luther King: No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética… Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos.
  4. Montesquieu: Corriendo tras el placer no se alcanza otra cosa que el dolor.
  1. Telleirand: Dios nos ha dado el divino don de la palabra para poder ocultar nuestros pensamientos.
  2. En el artículo de Elda Lavín titulado «Carlos Salomón: razones para una elección»: Vivir sin poesía -sin, en boca de Diego, “este puñado de autoprofecías”-  es la forma más  desamparada de la renuncia.
  3. Carlos Salomón: El hombre, en silencio, escucha/ el ruido de la guadaña. En La sed, Adonáis, 1951
    • De esta misma obra: La muerte va tras del hombre. / En su soledad le alcanza.
  1. Antonio Porchia: Nadie te ha dado nada por nada si nadie te ha dado el corazón, porque sólo el corazón se da por nada.
  2. Francis Bacon: Nos estimula tanto la conciencia de vida, cuanto la de muerte; lo mismo que la del azar que decide entre ambas.
  3. En la obra El hombre de los 40 escudos de Voltaire, aparece este dicho popular: Los frailes son los hombres que se reúnen sin conocerse, viven sin quererse y mueren sin llorarse.
    • En esta misma obra y en la línea de considerarlos desertores de la sociedad: Los frailes son parricidas que aniquilan a toda una posteridad.
    • También se les considera antipatrióticos, antihumanos, aburridos, inútiles con su reclusión muerte en vida y su vida a costa de sus compatriotas, contra natura y usurpando su riqueza: Aquel estado o situación del que puede decirse que si lo adoptase todo el mundo se acabaría la humanidad, debe condenarse, Y quien lo adopte causa a la especie que pertenece el mayor mal que puede hacerle.
    • También: En todo pleito, en toda contienda, en toda disputa, distingamos al agresor del agraviado y el opresor del oprimido. La guerra ofensiva es infame pero la defensiva es justa.
    • Y sigue: Es preciso escarmentar al delincuente, pero más que la horca le intimidan el trabajo forzado y la vergüenza duradera. (…) una buscado para nada sirve, y (…) las penas han de servir.

2 comentarios

  1. Claudio Valderrama García said,

    agosto 25, 2016 a 11:02 am

    Las frases, casi todas son dichas, oral o por escrito, cuando se es famoso, con cuya credencial se aceptan las más absurdas, haciéndonos ver que son geniales, de hombres sabios, sin que se haya demostrado que lo sean. En ninguna –y las excepciones confirman la regla– he podido, mediante un profundo análisis, convencerme, ver filosofía de alto nivel intelectual; son, por otro lado, dichos espontáneos y sin que los autores reflexionasen sobre sus contenidos; por eso, cuando se leen con los cinco sentidos bien despiertos y no se encuentra lo que pudieran tener de lógica y fundamento, se llega a la conclusión de que sólo son meras ocurrencias, extravagancias, en la mayoría abrumadora de las ocasiones, por lo que no nos transmiten verdades con substancia, en el caso de que lo sean, no siendo dignas de tener en la memoria. En ellas no hay, excepto en las menos, ningún asomo de sabiduría, ni siquiera se aproximan.
    Entre otras cosas, la sabiduría no existe –y no por que yo lo diga–, sino porque ningún ser humano la ha podido alcanzar nunca, ya que es imposible que una vida acumule tan inconmensurable cantidad de datos y de conocimientos; otra cosa es la erudición, que consiste en conservar en el recuerdo datos enciclopédicos muy diversos para aplicarlos a una disciplina cualquiera. Mas, en esta circunstancia la limitación es demasiado evidente; pues en poco se asemeja a aquélla.
    A lo mejor, porque no os guste este juicio crítico, me lo borráis, atendiendo más al interés de ocultar que de sentir y desear la libertad de palabra, no siendo la vuestra.
    Claudio Valderrama

    • agosto 30, 2016 a 1:04 pm

      Hola, Claudio:
      Cuando las opiniones se expresan con respeto (como es el caso), estoy abierta a todas, aunque me supongan un tirón de orejas. Lo que pasa es que no entro en mi blog tan asiduamente como quisiera y por eso no actualizo los comentarios ni respondo rauda.
      Yo, como única responsable de este blog, acepto que mi selección de citas te parezca baladí. Las selecciono porque a mí me gustan o me dicen algo, no porque esté siempre de acuerdo con ellas, no hay que buscar más allá.
      Por supuesto que “el mejor escribano echa un borrón”, y no tienen por qué ser geniales todas las ocurrencias de los hombres egregios. Mi intención no es mostrar “filosofía de alto nivel”, sino quizá eso: ocurrencias, sugerencias…, espontáneas o no. Únicamente sus autores son los últimos responsables y propietarios de sus palabras, yo -como intermediaria- escojo las que me atraen por múltiples motivos que no voy a enumerar.
      Por si te interesa, en otra parte de este mismo blog aparecen otras citas extraídas de mis lecturas (https://elenacamachorozas.wordpress.com/citas-que-me-impactaron-en-prosa/ y https://elenacamachorozas.wordpress.com/citas-que-me-impactaron-en-verso/, por ejemplo, que son otras páginas, además de diversas entradas en la pág. principal) que pueden decepcionarte igual, más o menos. Mis “cinco sentidos” y el sexto pueden estar adormecidos (o no) pero les encuentran su fundamento (hablar de lógica en cuestiones de razonamientos sentimentales no me parece oportuno). Tal vez sean eso: extravagancias, por parte del que las ideó o de quien las recogió. Para nada mi intención es dejarlas aquí como sentencias inamovibles o verdades absolutas y a nadie insto a memorizarlas. Simplemente, me gustan y de ahí mi afán coleccionista, sin que por ello crea que sea necesario psicoanalizarme.
      Estoy contigo en que la total “sabiduría no existe”, ¿quien lo discute?, y que esta no es ni de lejos lo mismo que la erudición (aunque tampoco me atrevería a hacerlas incompatibles). La erudición no es la hermana pequeña o inocente de la sabiduría, lo mismo que tampoco la memoria es “la inteligencia de los tontos”, prejuicio que sufrió la educación en mis tiempos escolares. Además, cada persona haría su propia selección en función de su personalidad y sus vivencias, esto es obvio, ya lo sabemos por las antologías literarias del tipo que sean.
      En cualquier caso, me alegra que hayas recalado por aquí y desearía que le dieses otra oportunidad (no solo hay citas, hay reseñas, creaciones propias…). Pareces una persona preparada y firme en tus convicciones. ¡Qué mejor lector que un crítico que baje los humos al presunto artista!
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: