UNA TESIS MACRO SOBRE EL MICRORRELATO

AltibajosConocí en el tribunal de oposiciones a Lengua castellana y literatura de este año a una compañera de profesión, Leticia Bustamante Valbuena, que me demostró su valía como filóloga, profesora y persona. Tras saber que su tesis versaba sobre un tema muy interesante para mí, me la descargué a través de Internet y le eché un vistazo.

Aún no la he podido leer completamente, pero es prometedora y, tras unas vacaciones que me han sabido a poco, tengo ganas de hincarle el diente hasta el final, y saborearla y aprender y divertirme y…

En este link la tenéis: UNA APROXIMACIÓN AL MICRORRELATO HISPÁNICO

Un blog que me gusta es: http://xn--microsealesdehumo-lxb.blogspot.com.es/2012/11/microrrelatos-visuales.html, del que tomo las imágenes, verdaderos microrrelatos visuales de David Moreno Sanz, también conocido en la blogosfera según él mismo dice, como El indio o No Comments:

Sopa de letras

 

 

 

 

3 comentarios

  1. Claudio Valderrama García said,

    septiembre 4, 2016 a 12:24 pm

    Esto de “Deja una respuesta” tiene una perversa e interesada intención comercial; no es, precisamente, libertad de palabra, sino un pretexto con el fin de hacer leer lo que los profesionales escriben con la excusa de que se publica la respuesta del usuario; que, al parecer, no va a leer nadie porque –si no lo lo habéis borrado– está oculto…, haciendo ver lo contrario para animar a que os compren lo que es de ínfima calidad literaria; se ve que la falta de originalidad y de imaginación se quiere suplir con la sistemática publicidad, a despecho de que cada vez hay más y más incautos que creen en la falsa libertad de expresión.
    Es muy triste y muy perjudicial… que este medio se haya corrompido de tal manera, que las víctimas vemos cómo se abren camino los menos aptos para escribir alta literatura; creen que porque tengan uno o varios títulos universitarios están en condiciones de hacer para lo que no nacieron. La literatura, como dije en líneas precedentes, es originalidad e imaginación; además de saber redactar y narrar con dominio absoluto, se tienen que tener ideas e inspiración, cosas de las que carecen los que se han creído que el ver publicado algo suyo ya son escritores bien formados y dignos de ser leídos; y no es así, al faltarles el talento imprescindible.
    Los títulos universitarios se consiguen, mayormente, con los meros aprobados, o, en su defecto, con los notables. Mas aquí existe una cuestión sin que nadie, nunca, ha considerado: la memoria; que si es vital, no lo es menos el talento, y sin éste, ésa, ¿de qué nos vale? Si se carece de las debidas facultades, todo sobra a la hora de demostrar nuestro verdadero saber para crear con éxito natural, propio e independiente. Apoyarse en títulos, instituciones, prensa, radio y televisión no es ninguna garantía de que lo que hacemos es lo mejor y lo más meritorio; es un gravísimo error, que sólo conduce a reducirse y ampararse en la insidiosa propaganda. Lo cual les convierte en autores
    faltos de escrúpulos; y que lo que lo único que les importa es vender, a sabiendas de que son pésimos sus productos.
    Claudio Valderrama

    • septiembre 6, 2016 a 6:16 pm

      Hola, de nuevo, Claudio:
      Pareces enfadado y aún no sé por qué.¿Porque no te gusta mi blog? No entres. ¿Porque odias lo que selecciono? No tenemos por qué compartir gustos. ¿Porque te parece que escribo mal? Puede ser (o no ser). Con lo de “Deja una respuesta” no entiendo a qué te refieres. ¿A que te llega como un mail a tu correo y te obliga a contestar sin querer? No respondas, no es obligatorio. Y para nada tiene “una perversa e interesada intención comercial”. Que yo sepa no vendo nada. Si lo hiciera, estaría encantada de recibir mis emolumentos y lo único que gano es algún rapapolvo como el tuyo y algunas buenas palabras de otros y, en contrapartida, pierdo mucho tiempo. Como ves, puedo tardar en contestar, pero yo no borro ni oculto (salvo que se falte al respeto, en ese caso sí, porque me da la gana y estoy en mi derecho como administradora de este sitio) y la libertad de palabra la tiene quien la usa (no has tenido cortapisas para decir lo que te place en este blog).
      Por lo demás, estoy de acuerdo contigo en que muchos de los productos que se venden como cultura están faltos “de originalidad y de imaginación” y que, a veces, la publicación y los contactos suplen a la escasez de creatividad. Los incautos que confunden el dorado con el oro tendrán que madurar por sí mismos. Internet es una ventana al mundo y, como él, muestra todo lo bueno y lo malo que en él hay (si no, ¿cómo habría llegado a existir esa podredumbre de la “internet oculta”). Pero tampoco es la culpable de ello, sino un medio de transmitirlo. Si para ti es perjudicial, no deberías usarla, o limitarte a hacer un uso racional (según sean tus ideas) de este medio de comunicación que nunca nos ha acercado más a lo que tenemos tan lejos. Por otro lado, no te veo con perfil de víctima y, si crees que eres más apto que los demás para escribir, adelante, el mundo no se hizo para los cobardes, hazlo y prueba suerte, tal vez un día me leas reseñando una obra tuya.
      En cuanto a lo de los títulos universitarios, a estas alturas de la vida no creo que nadie crea que garanticen una formación que otros no puedan llegar a adquirir por otros derroteros (léase el poeta pastor Miguel Hernández o el “poeta en el basurero” Vicente Gallego). Aunque tampoco el tenerlos desacredite (a todos) y el carecer de ellos encumbre (a cualquiera). La memoria ya dije yo que es fundamental, y la creatividad por supuesto. Alguien que escriba simplemente bien no es un artista. Pero ¿quién está en posesión de la verdad cuando se trata de medir el talento? Y sí, hay que ser escrupuloso a la hora de decidir qué o quién es fuente de inspiración y qué no, porque cada uno tenemos nuestro propio rasero. En igualdad de oportunidades, hay quien tiene más suerte que otros, de acuerdo; también los habrá a quienes les amargue la envidia por sentirse fracasados inmerecidamente, también de acuerdo. Pero yo no pienso regodearme en la decepción. Quien quiera que me lea, quien no, no.
      Saludos

    • noviembre 9, 2016 a 2:22 pm

      Tio no te enteras de nada. Me gustaría ver lo que hace tu que merezca la pena además de llorar y ofender


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: