CITAS VARIAS EXTRAÍDAS DE MIS LECTURAS (PRENSA DIARIA O SEMANAL, REVISTAS COMO QUO, CALENDARIOS…):

De nuevo con mi vieja inclinación. Hay tanta gente brillante que expresó antes lo que siento o pienso yo ahora que es fácil acudir a sus palabras.

Como he dicho mil veces, siento devoción por las citas, a menudo, máximas, greguerías o aforismos que llenan de luz, de amor o de sorpresa nuestras vidas. Ahí van otras tantas:

Resultado de imagen de imagen citas

  1. Bienaventuranza popular: Bienaventurados los que se ríen de sí mismos porque nunca les faltará motivo de que reírse.
  2. Refrán popular español: El envidiado se da el atracón, y el envidioso padece la digestión.
  3. Theodor Fontane: Los libros tienen su orgullo. Y su soberbia es tan grande, que si los prestas, no vuelven nunca.
  4. Simone de Beauvoir: Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo.
  5. G. Bohn: El desprecio desbarata las injurias más pronto que la venganza.
  6. Mateo Alemán: No hay maestro como el ejercicio.
  7. San Agustín: Hay que aprender cosas útiles más bien que cosas admirables.
  8. John Ruskin: Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.
  9. Juan Luis Panero en “La Duce en Piazza Cavour”: Que nuestras voces roncas de tantas carcajadas / y tu rostro de magia, de pasión y de farsa, / nos expliquen un poco este absurdo destino, / este extraño conjuro que afirma que aún vivimos.
  10. John Wilmot Antes de casarme tenías seis teorías para educar a los hijos. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.
  11. Doug Larson: El gato podría ser el mejor amigo del hombre, pero nunca se dignaría a admitirlo.
  12. Bill Daña: Me habían dicho que el amaestramiento es un proceso difícil en los gatos. No lo es. El mío consiguió amaestrarme en dos días.
  13. Gastón Baquero: Parece que estoy solo pero llevo en derredor un mundo de fantasmas.
  14. Juan Luis Panero en Cristal de otoño: la vida como un cristal manchado, / trasparente cristal la solitaria muerte.
  15. Leonardo da Vinci: Quien no condena al mal lo está alimentando.
  16. Antonio Muñoz Molina como elogio al placer de leer a propósito del libro de Alberto Manguel Historia de la lectura: Uno no lee para aprender, ni para saber más, ni para escaparse. Uno lee porque la lectura es un vicio perfectamente compatible con la escasez de medios, con la falta de esa audacia que otros vicios requieren, y, más importante todavía, con la absoluta pereza.
  17. La Bruyére: Una larga enfermedad entre la vida y la muerte hace que la muerte resulte un consuelo tanto para los que mueren como para los que se quedan.
  18. Víctor Hugo: En la montaña el turista viene a buscar un panorama, el pensador encuentra un libro inmenso.
  19. Cervantes: De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben.
  20. La Bruyére: Si la pereza es la madre de todos los vicios, la carencia de espíritu es el padre. El que no ha sido puesto a pringar por la buena y la mala suerte puede como el soldado que no ha visto nunca el enemigo.
  21. Pushon: La cobardía pregunta ¿no es peligroso? La conveniencia pregunta ¿será político? La vanidad pregunta ¿será popular? Pero la conciencia pregunta: ¿será correcto?
  22. Boileau: Nada hay más bello que los verdadero.
  23. Séneca: En ciertas cosas vale más ser engañado que desconfiar.
  24. Epicteto: En vez de llenar tu casa con muebles suntuosos, por vano amor al lujo, cuídate de amueblar tu alma con la liberalidad y la justicia.
  25. Maquiavelo: De la misma manera que se necesitan las leyes para conservar las buenas costumbres, estación necesarias para el mantenimiento de las leyes.
  26. Montaigne: El hombre debe aprender a soportar pacientemente lo que no puede evitar debidamente.
  27. Séneca: La mente tardan olvidar lo que le ha llevado mucho tiempo aprender.
  28. Tomas Fuller: El hombre sabio, incluso cuando calla, dice más que el necio cuando habla.
  29. Clarence Darrow: La primera mitad de nuestras vidas la estropean nuestros padres, y la segunda mitad nuestros hijos.
  30. San Levenson: La razón por la que los abuelos y los nietos se llevan también es que tiene un enemigo común.
  31. John Jaden Dryden: La obra de teatro debe ser una imagen justa y viva de la naturaleza humana.
  32. Gandhi: Sólo cuando la religión penetra en su vida, puede llamarse a uno religioso. La religión no es un vestido que uno se pone o se saca.
  33. Molière: Fácilmente nos dejamos engañar por aquellos que amamos.
  34. Schiller: Cada uno, visto de uno en uno, es tolerablemente inteligente y razonable; si todos forman un cuerpo, al momento os saldrán de todo ello un imbécil.
  35. Fenelón: Vale más tener el corazón alegre que la vida feliz. El corazón alegre suple a todo.
  36. Óscar Wilde: Es conveniente poner límites a la acción; pero no es conveniente poner límites al arte.
  37. Lejandro Vinet: La tristeza es la muerte del alma; la alegría es la vida.
  38. Joubert: El sentido común se acomoda al mundo; la prudencia trata de estar de acuerdo con el cielo.
  39. Cicerón: Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.
  40. Bill Cosby: Los seres humanos son las únicas criaturas de la tierra que permiten que sus hijos vuelvan al hogar.
  41. Charles Wadsworth: Para cuando un hombre se da cuenta de que su padre quizá tuviera razón, ya suele tener un hijo que piensa que él se equivoca.

Pdt.:

¡Seguiré con la afición! Y no es una amenaza sino la constatación de que hay pasatiempos que se recobran o se mantienen y nunca se olvidan.

Anuncios

¡NO LLORES, DESPIERTA!

la-llorona

La llorona de la chilena Marcela Serrano traba la leyenda de la madre que asesinó a sus hijos con la de Ella, una madre a la que a los pocos días de nacer se le dice que su hija ha muerto. Pero también es la historia de una lucha y un reencuentro, y de una determinación férrea en la que el universo femenino se presenta como el único ser por encima de las convenciones contra viento y marea. Y la de un regreso a los orígenes: la ciudad se presenta como un abismo, el pueblo pequeño como una promesa y el campo perdido como una pesadilla a la que luego se vuelve convertido en un refugio, ese es su itinerario de ida y vuelta. La vida es el devenir entre los sueños y las pesadillas que un terapeuta intentará explicar sin acierto a la protagonista. Entre ellos encontramos reminiscencias mitológicas, como la del Toro sobre el que escapa lo mismo que Europa.

Esta novela se estructura en cuatro partes con nombre de mujer, y un epílogo titulado Hoy, todas ellas escritas en los cuatro cuadernos que encontró en el centro penitenciario en el que la protagonista fue ingresada. La primera, Ella, consta de cuatro capítulos y nos relata la historia en primera persona de la narradora (cuyo nombre podría ser el de cualquier otra, dado que su antropónimo  -coincidente con el pronombre personal de tercera femenino- engloba a todas las mujeres), quien parece que se dirige a unos lectores ideales a los que se dirige con respeto (ustedes). Toda la obra es una especie de larga epístola, como la de Lázaro, en que se nos cuenta qué demonios hizo para acabar presa en un hospital psiquiátrico (como una de las treinta locas-presas, frente a las otras internas, las locas-locas) durante seis meses.

Esta mujer que podría ser cualquiera también es única, ya que destaca tanto en su familia como fuera de ella: deja el campo para ir al pueblo y mejorar, estudia secundaria con gran esfuerzo mientras trabaja, es reivindicativa y llega a hacerse popular. La locuaz Ella es la voz de los que no se resignan, heredera del orgullo materno pero no de su silencio, mientras que sus hermanos remiten a la historia reciente de su país (insurgentes que acaban por cruzar fronteras). Pero los hombres, en general, se nos presentan como meros trabajadores (padre, marido) que aceptan la vida tal y como les llega (la excepción sería la de los intelectuales convertidos en guerrilleros). Del hombre que no se queja y que no está a la altura, Ella se desentiende, precisamente por esto perderá a su marido.

Ella, no. Ella no se amilana. Cuando se enamora y conoce el paraíso de mano del filósofo al que llama su príncipe, no pierde tiempo al perderlo en autocompadecerse, ve el lado bueno, no se siente vacía sino llena por haber sido amada, él le ha dejado la reservas de amor necesarias para sobrevivir a otros cielos menos paradisíacos: “sabía que tarde o temprano la vida me mostraría su avaricia, pero confiaba en la reserva esa que el amor me había dejado”. Tampoco se arredra cuando se le dice que su hija ha fallecido mientras no estaban en el hospital y que la niña ha sido incinerada.

La novela representa también la historia de cómo la educación supone un salto de la vida miserable a la vida que se añora y de la que sólo disfrutan por cuna los insultantes ricos. Por eso a la protagonista le gusta pensar que grandes poetas tampoco habían llegado a la universidad y rodearse de mujeres fuertes, personajes que más que secundarios son principales en su vida. Ella primero trabaja en un restaurante donde tiene sus primeros amoríos, después en una especie de mercería, cuya dueña la tiene por nieta postiza, y más tarde en la ONG que funda junto a otras mujeres en ayuda a madres que han perdido sus hijos sospechosamente.

La segunda parte titulada Olivia y compuesta de tres capítulos, comienza con la decisión de Ella de no rendirse e investigar el caso. Para ello cocina pastelitos y cada día acude a venderlos fuera del hospital en donde dio a luz. Es así como conoce a esta alta abogada que da nombre a esta parte, impulsora de la ONG  y quien le recuerda a “su príncipe” porque ambos son la educación en persona. Ella, que aprende de todo su entorno y usa esos conocimientos (tenía un cuñado zapatero), la conoce al arreglarle un tacón que se le ha roto.

A pesar de que sabe que solo hay dos posibilidades: que su hija haya sido dada en adopción o vendida para el tráfico de órganos, Ella no desfallece. Poco después conoce a Jesusa, cuyo hijo es dado por muerto e incinerado en el mismo hospital, mientras Olivia empieza a investigar el historial de este (el número de niños muertos e incinerados en él), y juntas trazan un plan para destapar la trama.

Cuando se percata de lo que ocurre, que trafican con los niños de las mujeres a las que creen “pobres e ignorantes”, nos recuerda a los versos de Miguel Hernández esos que dicen que llegó con tres heridas (amor-muerte-vida): “El corazón me dio tres vueltas. Una por la rabia, otra por el miedo y la tercera por la pena”. Sin embargo, ella no se considera ni tonta ni pobre es “la puntada suelta” que han dejado los delincuentes. A partir de entonces, se dedican a abochornarlos a la entrada de otras maternidades con carteles que avisan a las madres de que roban hijos. Con las mujeres  sobre aviso, comienzan las denuncias. Y cuando uno tiene una causa, nada se le pone por delante.

Preciosa es la cita de William Blake: “¿De quién es ese fatal destino? ¡Creo que es mío! / ¿Por qué mi corazón zozobra? ¿Por qué vacila mi lengua? / Si tres vidas tuviese las tres daría por la causa / y me erguiría con los fantasmas sobre el reñido campo de batalla / ¡Preparaos, preparaos!”

Ella, alegre, agradecida, pacífica, ni se queja ni se resigna, y no se desmorona cuando escucha o lee “hablar en difícil”. Aborrece a las malas lenguas, como esas vecinas que la acusan de asesina. Es carismática, inteligente y empeñosa, por lo que Olivia la enseña y ella aprende cuanto puede (las palabras cultas del diccionario, la geografía de la capital, a hablar en público a base de práctica, a escribir) para hacerla crecer;si bien no quiere aconsejarla sobre vestuario porque no pretende cambiar su identidad. Tanto es así que Olivia llama a Ella “mi Elisa Doolittle”, aquella florista de los barrios bajos ingleses que se convierte en una especie de princesa, en la obra Pigmalión, del irlandés George Bernard Shaw.

Para Olivia uno de los mayores problemas de su continente es que todo él se desvanece entre militares, presos políticos, eliminación de las tribus originarias, guerras contra los insurgentes, huelgas de obreros o mineros y ahora con la desaparición de los recién nacidos. Por otra parte, la vida de estas dos mujeres se ve entrelazada por el azar como si alguien hubiera tejido alrededor de ellas una tela de araña. El príncipe de Ella se fue por razones políticas. Y Olivia reconoce que ella también tuvo su príncipe.

La tercera parte consta de otros tres capítulos y se titula Elvira, enfermera de la madre de Olivia (a la que agradece así el que la pagase los estudios) y que las ayudará en su cometido: mejorar su capacidad para enfrentarse a las entrevistas y presentarse lo mejor posible en la televisión o en la universidad en representación de muchas mujeres. Este nuevo personaje, que en realidad trabaja en un hospital psiquiátrico, será clave en su historia personal. Ella, Olivia y Elvira conforman los tres “pilares de la solidaridad”.

El azar de nuevo la lleva a conocer en un acto a la esposa del Ministro del Interior, momento en que reconoce en una de sus hijas a la hija propia. Su reacción la abocará al encierro. El infierno es una locura sin remisión y gracias a las otras mujeres conseguirá sobrellevar su ingreso, sobre todo a partir de que la nombren encargada de la biblioteca y cineteca del centro.

Entonces se obra el milagro: la niña secuestrada es a su vez secuestrada por unos guerrilleros a los que se la acabarán secuestrando para restituirla a la vida que no fue, a la vida primera, como una alhaja en manos de terceros antes de devolvérsela a quien le pertenecía, dirá Ella. Además se denuncian las detenciones ilegales y las torturas que sufren algunos detenidos. Y se descubre una coincidencia entre el abuelo paterno y la niña desaparecida que, junto a la foto de la casa de sus abuelos maternos, demuestra que hay cosas que no se pueden esconder.

La cuarta parte, también de tres capítulos, se titula Flor, quien acabará siendo una jefa de sedede la ONG  y es la artífice en gran medida de que la gente caiga en la cuenta de lo que ocurre. Que se confunda mudez (tenía un problema en el paladar que la impedía hablar) y sordera provoca que se convierta en una testigo clave de los hechos. No es ignorante porque un cura bueno la enseñó a leer y escribir. Tras la fuga, hay que decidir cómo no ser descubierta y le pedirá ayuda.

El epílogo, Hoy, nos devuelve al terruño, al campo en estado de gracia, cercano al beatus ille, a la vida sencilla del sembrar y ordeñar. Si bien nos preguntamos por la verosimilitud del final y tememos que se cumpla la profecía de la llorona cuando Ella, alocada, salvaje, irresponsable, ya no ve más riesgos que una segunda pérdida. En cualquier caso, la novela nos deja una querencia hacia ese personaje que cortaba cebolla para justificar su llanto.

¡Ojalá existiera el iluminador árbol de las verdades de la infancia de Ella!

Citas:

  • Descubrí que usar las palabras era como coser a ciegas, por eso me enamoré de ellas. Hilos con sonido.
  • Nuestros amores fueron como los misterios del Rosario: gloriosos, gozosos y, cómo no, dolorosos.
  • Si algo distingue al paraíso es que en algún momento deja de serlo, todos somos expulsados de allí, tarde o temprano.
  • Los Sueños debían recordarse para que no quedaran dentro del corazón formando nudos que luego provocarían dolor.
  • Pudor me daba que gastara tiempo en mí y se lo confesé. No es por ti, mujer, es por todas las personas como tú, es por mi país en el que invierto tiempo. Calladamente me pregunté: de haber detenido educación, ¿sería yo como ella?
  • Las mujeres pobres tienen pocas ocasiones de estar con otras conversando y haciendo cosas importantes. La amistad (…) la parecía el resultado natural. Éramos todas solidarias de la misma causa. Olivia pasó a ser el ángel guardián que algún dios bueno nos envió para velar por nosotras. Todas las tardes, camino a casa pensaba en una cosa: la educación. (…) la línea que divide al mundo, que determinaba nuestro pasado y el porvenir.
  • A pesar de las penas, creía que ser mujer era más divertido que ser hombre. Cuando me miró raro, le dije rapidito, como quien no quiere la cosa: nosotros tenemos hijos e ilusiones; los hombres sueñan poco.
  • Quizá la vida es así, dos verdades corriendo juntas como dos cauces paralelos que desembocan en un mismo río.
  • Sin verdad no hay castigo, dijo Olivia. Contesté: quiero que me mientas si eso me ayuda a sobrevivir. Como una potranca herida, daba mis últimos corcoveos. Inútiles. Ella creía en los países y en el futuro. Yo, en las necesidades de los que estamos vivos.
  • Me moría de frío. Las otras no. Por vez primera se me ocurrió que la temperatura del cuerpo estaba conectada con la lucidez mental.
  • Si te mientes cada día y finges indiferencia, llegara un amanecer en que te habrás vuelto indiferente. Prueba a hacerlo con paciencia.
  • Los que se aburren son casi siempre los que no tienen la capacidad de parir algún proyecto, por pequeño que sea, los que no creen en el día de mañana.
  • Construir la vida es más difícil que morir, me dijo Antonio, luego agregó: lo dijo un poeta ruso, no yo.
  • A cada minuto su propio afán.
  • Alimentar y abrigar. Los dos verbos que conjuga instintivamente la madre.

 

CITAS VARIAS (DE RECORTES DE PERIÓDICOS, DE CALENDARIOS Y LITERARIAS):

Las citas, cuando quedan esculpidas en nuestra memoria, nos sugieren pensamientos originales; además, despiertan en nosotros el deseo de leer a los autores de los cuales han sido tomadas. (Winston Churchill)

  1. El Escarabajo de Manuel Mújica Láinez:
    • Nada sobrepasa en angustia a un dios asustado.
    • Los dioses hemos fatigado al mundo, que sin embargo tenía hambre de dioses.
  2. José Emilio Pacheco(visita en http://amediavoz.com/pacheco.htm una breve antología de sus poemas):
    • Enseguida pensé que Dios es dos: / La luna y el sol, la tierra y el mar, el aire y el fuego.O es dos en uno; la lluvia / la planta, el relámpago / el trueno. //(…) / ¿Dios es el bien porque regala la lluvia? / ¿Dios es el mal por ser la piedra que mata? / ¿Dios es el agua que cuando falta aniquila /y cuando crece nos arrastra y ahoga?
    • A la parte de mí que me da miedo / la llamaré Demonio. / ¿O es el doble de Dios, su inmensa sombra? / Porque sin el dolor y sin el mal / no existirían  el bien ni el placer, / del mismo modo que para la luz / son necesarias las tinieblas.
    • Contraelegía: Mi único tema es lo que ya no está / Y mi obsesión se llama lo perdido / Mi punzante estribillo es nunca más / Y sin embargo amo este cambio perpetuo / este variar segundo tras segundo / porque sin él lo que llamamos vida / sería de piedra.
    • La gota es un modelo de concisión: / todo el universo / encerrado en un punto de agua.No tomes muy en serio / lo que te dice la memoria.
    • Del poema Presencias: ¿Qué va a quedar de mí cuando me muera / sino esta llave ilesa de agonía,/ estas pocas palabras con que el día, / dejó cenizas de su sombra fiera?
    • Un marine: Quiso apagar incendios con el fuego. /Murió en la selva de Vietnam / y en vano.
      1. Richard Whately: Enseñar a quien no tiene curiosidad por aprender de sembrar un campo sin ararlo.
      2. Derek Curtis: Si cree usted que la educación es cara, pruebe con la ignorancia.
      3. Otras citas sobre la educación puedes encontrar en: http://www.muyinteresante.es/cultura/arte-cultura/articulo/ocho-frases-sobre-educacion
      4. Observaciones sobre el plano-secuencia. Pier Paolo Pasolini:

      Es decir, el hombre se expresa sobre todo con su acción —no entendida en una mera acepción pragmática—, porque es con esa acción que modifica la realidad e incide en el espíritu. Pero esta acción suya carece de unidad, o sea, de sentido, hasta que no está acabada. Mientras Lenin vivía, el lenguaje de su acción era posible y, por lo tanto, modificable por eventuales acciones futuras. En suma, mientras tiene futuro, es decir una incógnita, un hombre no termina de expresarse. Puede haber un hombre honesto que, a los sesenta años comete un delito: dicha acción modifica todas sus acciones pasadas, y él se presenta entonces como alguien distinto de lo que siempre ha sido. Hasta que yo no esté muerto, nadie podrá dar un sentido a mi acción que, en cuanto momento lingüístico, es difícil de descifrar.

      Por lo tanto es absolutamente necesario morir, porque, mientras estamos vivos, carecemos de sentido, y el lenguaje de nuestra vida (con el que nos expresamos, y al que atribuimos la máxima importancia) es intraducible: un caos de posibilidades, una búsqueda de relaciones y de significados sin solución de continuidad. La muerte efectúa un montaje fulmíneo de nuestra vida: o sea, elige sus momentos de veras significativos (ya no modificables por otros posibles momentos contrarios o incoherentes) y los pone en sucesión, convirtiendo nuestro presente, infinito, inestable e incierto, y por lo tanto lingüísticamente no descriptible, en un pasado claro, estable, cierto y que, así, deja describir lingüísticamente (en el ámbito de la citada semiología general). Sólo gracias a la muerte, nuestra vida nos sirve para expresarnos.

  1. Ibsen: Ni felicitaciones ni amenazas distraen al hombre que sabe lo que quiere.
  2. Aforismo Keniata: Trata bien al mundo, pues no te pertenece, lo tienes otorgado en préstamo por tus hijos.
  3. Consejos a los jóvenes escritores de Charles Baudelaire: El odio es un licor precioso, un veneno más dulce que el de los Borgia, porque está hecho con nuestra sangre, con nuestra salud, con nuestros sueños y con los dos tercios de nuestro amor. ¡Es necesario ser avaros con él!
  4. Reinhold Niebuhr: Señor, concédeme serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, valor para cambiar lo que sí puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.
  5. Nietzsche: El hombre solitario sufre tantas amenazas y vive con tantos miedos en este mundo que no tenido más remedio que inventar la risa.
  6. Jules Renard: Cuanto más se lee, menos se imita.
  7. Freud: Te dices a ti mismo: ¡Mira, aquí está el mundo que aparenta ser tan peligroso! Pero no es nada más que un juego de niños. Merece la pena hacer chistes sobre esta amenaza.
  8. Octavio Paz: Todas las culturas son cultura, todos los hombres son el hombre.
  9. Mentiras y disparates: A la luz del farol apagado /un mudo leía, /un sordo escuchaba, / un ciego miraba/ y a un calvo que había / los pelos de punta se le ponían.
  10. Décima de Francisco Gregorio de Salas referida a la veleta de una iglesia de San Miguel en cuya pala había una efigie del Santo sobre una figura del diablo al que amenazaba con una espada: Todos podemos creer /de donde los aires vienen,/ pues los dos que lo previenen/ muy bien lo pueden saber./ Sólo podrá suceder/ que el diablo mienta insensato; / pero el santo poco grato/ dirá, al ver su falsedad:/ Pícaro, di la verdad,/ mira que si no te mato.
  11. Denis Diderot: Dos cualidades esenciales en un artista: la moral y la perspectiva.
  12. Jean Jacques Rousseau: Si quitáis de nuestro corazón el amor de lo bello, nos quitáis todo el encanto de vivir.
  13. Séneca: Sólo venciéndote vencerás.
  14. Lao-Tse: El sabio disfruta de lo que tiene. El necio quiere más.
  15. Lao-Tse: Una espada que se afila sin cesar no conservará mucho tiempo su filo. Retirarse una vez realizada la obra: he ahí el tao del cielo.
  16. Cicerón: Solamente pueden unirnos los buenos sentimientos; el interés nunca ha formado amistades estables.
  17. Nietzsche: Donde empieza el Estado termina el hombre.
  1. Sai Baba: El deseo es una hoguera que arde con más fuerza cuando es alentado. Un deseo conduce a diez más y el hombre se agota tratando de satisfacer las exigencias de esa cadena de deseos.
  2. Edmund Burke: El mayor error lo comete quien no hace nada porque sólo podría hacer un poco.
  3. Martin Luther King: No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética… Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos.
  4. Montesquieu: Corriendo tras el placer no se alcanza otra cosa que el dolor.
  1. Telleirand: Dios nos ha dado el divino don de la palabra para poder ocultar nuestros pensamientos.
  2. Carlos Salomón: El hombre, en silencio, escucha/ el ruido de la guadaña. En La sed, Adonáis, 1951
    • De esta misma obra: La muerte va tras del hombre. / En su soledad le alcanza.
    • En el artículo de Elda Lavín titulado «Carlos Salomón: razones para una elección»: Vivir sin poesía -sin, en boca de Diego, “este puñado de autoprofecías”-  es la forma más  desamparada de la renuncia.
  1. Antonio Porchia: Nadie te ha dado nada por nada si nadie te ha dado el corazón, porque sólo el corazón se da por nada.
  2. Francis Bacon: Nos estimula tanto la conciencia de vida, cuanto la de muerte; lo mismo que la del azar que decide entre ambas.
  3. En la obra El hombre de los 40 escudos de Voltaire, aparece este dicho popular: Los frailes son los hombres que se reúnen sin conocerse, viven sin quererse y mueren sin llorarse.
    • En esta misma obra y en la línea de considerarlos desertores de la sociedad: Los frailes son parricidas que aniquilan a toda una posteridad.
    • También se les considera antipatrióticos, antihumanos, aburridos, inútiles con su reclusión -equiparable a una muerte en vida- y su vida contra natura y a costa de sus compatriotas a los que usurpa su riqueza: Aquel estado o situación del que puede decirse que si lo adoptase todo el mundo se acabaría la humanidad, debe condenarse, Y quien lo adopte causa a la especie que pertenece el mayor mal que puede hacerle.
    • También: En todo pleito, en toda contienda, en toda disputa, distingamos al agresor del agraviado y el opresor del oprimido. La guerra ofensiva es infame pero la defensiva es justa.
    • Y sigue: Es preciso escarmentar al delincuente, pero más que la horca le intimidan el trabajo forzado y la vergüenza duradera. (…) una buscado para nada sirve, y (…) las penas han de servir.

LIBRERÍA ANTUÑANO

IMG_20160615_143959772

 

Hola a todos:

Dos de mis hijitos literarios, ¡qué cursi me ha quedado!, jeje, están desde hace poco en la original librería Antuñano de Santander (ya antes estuvieron en Gil y Estudio). Vende también por Internet: http://masquelibrosantunano.com/. Aunque compruebo que solo aparece Versatilidad de la emoción y no Ars adivinatoriaTrizas y trazos, que también dejé en depósito.

Si no conocéis esta librería de viejo y de nuevo, con sabor auténtico y un rinconcito para charlar, leer y tomar infusiones raras, os aconsejo que paséis por ella, echéis un vistazo y os encandiléis con sus libros e, incluso, con los míos. Hoy toca un poco de publicidad.

 

IMG_20160615_144007160

IDEAS AJENAS, PENSAMIENTOS PROPIOS

Cuantos dichos, citas, proverbios… nos hacen ver con claridad lo que antes intuíamos entre brumas. Cuantos crecen con nosotros, a veces su influjo se desinfla, pero si eran interesantes acaban por salir a flote cuando menos lo esperamos para ayudarnos a navegar por tierras inhóspitas y parajes desconocidos de nuestra vida. A menudo el pensamiento ajeno toma carta de ciudadanía en nuestra visión del mundo y, agazapado o brincando, late bajo nuestra mirada y nuestra lengua. ¡Qué magníficas muletas las palabras!

Proverbio indio

  • La linterna de la experiencia solo alumbra al que la lleva (proverbio chino).
  • Llamamos destino a todo cuanto limita nuestro poder (Emerson).
  • Buscar significa tener un objetivo. Encontrar, sin embargo, significa estar libre, abierto, no necesitar ningún fin (Hermann Hesse).
  • Poca ciencia aleja muchas veces de Dios y mucha ciencia conduce siempre a Él (Bacon).
  • La sabiduría viene de escuchar, de hablar, el arrepentimiento (proverbio italiano).
  • Los problemas dan sabor a la vida y al pensamiento. Los problemas son bendiciones para ti. Un problema es un reto a la aventura (Shivananda).
  • en mis habitaciones quiero que se mezcle siempre mucho de cielo con un poco de tierra. Mi nido será pájaro, porque mis pensamientos y mis palabras tienen alas (Joubert).
  • El corazón del sabio no es ya suyo, pues él se coloca en lugar de todos los hombres (Lao Tsé).
  • Otros hombres viven para comer, pero yo como para vivir (Sócrates).
  • Según que el color del travertino manchego sea dorado o gris, o azulado o verdoso, la laguna parece un topacio, una perla, un zafiro o una esmeralda (bella descripción de Víctor de la Serna respecto a las Lagunas de Ruidera, entre Albacete y Ciudad Real, que me trae a la cabeza la vieja máxima: La vida es el color del cristal con que se mira).
  • No suele ser la riqueza de la virtud compañera (Alonso de Barros).
  • Todos hablan de progreso, pero nadie sabe salir de la rutina (E Girardin).
  • Mucha sabiduría unida a mediana santidad es preferible a mucha santidad con poca sabiduría (San Ignacio de Loyola).
  • La hacienda se gasta, la ciencia crece y es mayor estimación lo poco que el sabio sabe que lo mucho que el rico tiene (Mateo Alemán).
  • Es rico el que tiene bastante para hacer bien a los demás (Browne).
  • Afortunadamente no tenemos por qué parecernos a nuestros retratos (Anatole France).
  • Oír o leer sin reflexionar es una operación inútil; reflexionar sin libro ni maestro es peligroso (Confucio).
  • El rey debe tener presentes tres cosas: que gobierna hombres, que debe gobernarlos según la ley y que no gobernará siempre (Eurípides).
  • Jamás la hipocresía vino cubierta tanto con la verdad, que no mostrarse algún pequeño indicio, alguna puerta por donde su maldad se investigase (Cervantes).
  • Hay reproches que elogian y hay alabanzas que maldicen (La Rochefoucauld).
  • Familia que reza unida permanece unida (P. Peyton, EEUU).
  • No aflijas al afligido; que a las veces el que ha errado tiene enmienda consolado mejor que reprendido (Juan Rufo).
  • Para un cristiano hasta el sol que se pone sigue siendo resplandeciente (Juan XXIII).
  • Bástele a cada día su propia afán, el ayer ya no está en tu mano, con el mañana no cuentas, llena bien el hoy (San Mateo).
  • La buena reputación vale más que las grandes riquezas. La estimación tiene más alto precio que el oro y la plata (proverbio).
  • Ninguno es onza de oro para que agrade a todos (refranero).
  • Mejor es mover a risa que a escarnio (Petronio).
  • No hay virtud más eminente que el hacer sencillamente lo que tenemos que hacer (José María Pemán).
    • Proverbio árabe

MOTIVARSE PARA TRABAJAR

En estos tiempos de crisis, cualquier empuje es válido. Ahí van unas citas que nos convencerán, nos despertarán o, al menos, nos harán reflexionar. Lástima que no todos puedan agarrarse a ellas. Unos porque no desempeñan el trabajo de su vida; otros, porque están ninguneados, boicoteados, estresados o el -ado que corresponda en el que tienen; y un 25% de la población española porque ni siquiera poseen un hueco en el entramado laboral sobre el que echar pestes.

EVIDENCIAS

Confucio: Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

George Bernard ShawDichoso es aquel que mantiene una profesión que coincide con su afición.

PARADOJAS DE LA VIDA

Ogden Nash: Si no queréis trabajar, necesitáis trabajar para ganar suficiente dinero para no trabajar más.

Leonardo Da Vinci: He ofendido a Dios y a la humanidad porque mi trabajo no tuvo la calidad que debía haber tenido. 

Henry David Thoreau: Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos.

Stephen Leacock: Soy gran creyente en la suerte, y he descubierto que mientras más duro trabajo, más suerte tengo.

Elbert Hubbard: Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario.

Henry Ford: Pensar es el trabajo más difícil que existe. Quizá esa sea la razón por la que haya tan pocas personas que lo practiquen.

PERSEVERANCIA

Anna Pavlova: Nadie puede llegar a la cima armado sólo de talento. Dios da el talento; el trabajo transforma el talento en genio.

Franklin Delano Roosevelt: Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta que sí  y ponte enseguida a aprender como se hace.

J.P. Sergent: El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización.

INTROSPECCIÓN

Boris Leonídovich Pasternak: El trabajo ayuda siempre, puesto que trabajar no es realizar lo que uno imaginaba, sino descubrir lo que uno tiene dentro.

IGUALDAD

Simone de Beauvoir: Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa.

RIQUEZA

Benjamin Franklin: El camino hacia la riqueza depende fundamentalmente de dos palabras:  trabajo  y ahorro.

FELICIDAD

Thomas Jefferson: No son las riquezas ni el esplendor, sino la tranquilidad y el trabajo, los que proporcionan la felicidad.

ESCLAVITUDES

Theidir Ninnseb: Cuando el hombre ya no encuentra placer en su trabajo y trabaja sólo por alcanzar sus placeres lo antes posible, entonces sólo será casualidad que no se convierta en delincuente.

Máximo Gorki: Cuando el trabajo es un placer la vida es bella. Pero cuando nos es impuesto la vida es una esclavitud.

EL TAO TE KING DE LAO TSE

TAO TE KING, el “libro de 5.000 palabras” o  Libro del Tao y del Té -que es la base del Taoísmo, sabiduría oriental a medio camino entre la mística y lo práctico- es sinónimo de una profunda doctrina pese a su brevedad, y resulta a un tiempo misterioso y diáfano, paralelístico y paradójico (como toda literatura altamente religiosa), plagado de proposiciones condicionales y una función apelativa cuyos símiles aluden a lo cotidiano para que su enseñanza llegue mejor. El autor de esta especie de Biblia china es Lao Tse, de quien cuenta la leyenda que nace como un anciano ya –de ahí su nombre que significa “viejo filósofo”- hacia el S. V o VI a. C., nacimiento milagroso tras llevarlo en su seno su madre durante 82 años, que era virgen como la de Jesús y la de Buda.

Según el Taoísmo el mundo está regido por dos fuerzas opuestas (el ying y el yang) y complementarias, la tercera fuerza o Tao es el principio conciliador de los otros dos o espíritu universal con que se forman todos los seres del mundo (es una fuente insondable, el “recipiente vacío que nunca se puede llenar”). Sus mensajes van en la línea de un ecologismo que identifica lo humano con la Naturaleza, el influjo omnipresente del espíritu, la doctrina de la “no-acción” o “no-interferencia”, la importancia de mantener la simplicidad original de la naturaleza humana y un ritmo natural de la existencia, y advierte del peligro del gobierno demasiado activo si interfiere en la vida sencilla del pueblo. Sus lecciones de humildad, quietud y calma, se enfrentan a la locura de la fuerza, el orgullo y la autoafirmación.

El Taoísmo enfatiza lo que es natural y espontáneo en el hombre, frente a la insistencia del Confucianismo en los aspectos sociales, organizativos y rituales de la vida. Pero las dos perspectivas han configurado el carácter chino, su sentido del equilibrio. Así, el gobierno del Sabio “mantiene vacíos los corazones y llena los vientres, debilita las ambiciones y fortalece los huesos, de modo que el pueblo se purifique de sus pensamientos y deseos y los astutos no traten de interferir (…) gracias a la acción sin actos todos pueden vivir en paz”. Sus enseñanzas (cuyos ecos se rastrean en escritores posteriores como Ovidio o Descartes) nos aportan el grado de reflexión y universalidad que a las mentes occidentales arrítmicas nos hace falta, y da importancia a lo que la tiene, el Universo eterno porque “no vive para sí” y al hombre Sabio, que “Ve su persona como algo accidental, y así su persona se conserva”:

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

  • El Sabio conduce sus asuntos sin actuar, predica la enseñanza sin hablar. Todas las cosas se manifiestan, él no las rechaza.  Les da vida, pero no se apodera de ellas. Actúa, pero no se apropia. Realiza su tarea, pero no se atribuye ningún mérito. Y precisamente porque no se atribuye ningún mérito, el mérito no se le puede arrebatar”.“El Sabio no tiene opiniones ni sentimientos propios, / sino que hace suyos las opiniones y los sentimientos del pueblo”. “El Sabio lleva un tosco vestido / y oculta el jade en su pecho”. “El Sabio se conoce, pero no se exhibe. Se ama a sí mismo, pero no se alaba. / Prefiere la gentileza a la fuerza”. “El Sabio / evita el exceso, / evita la extravagancia, / evita el orgullo”. (El Sabio no) “se aferra a nada, y por eso nada pierde”. “Así, el Sabio reina sobre el pueblo / rebajándose en sus palabras”.
  • “Si no se exhibe lo deseable, el corazón del pueblo no se alterará”
  • “El universo es como un fuelle: está vacío, pero es inagotable. Cuanto más se le hace trabajar, más produce. El exceso de palabras agota a la inteligencia. Es mejor aferrarse a lo esencial”
  • -El hombre superior es como el agua. / El agua beneficia a todas las cosas / y no compite con ellas. / Habita en los lugares humildes que todos desdeñan. / Por ello está cerca del Tao.”
  • “Enorgullecerse de la riqueza y el honor / es echar las semillas de la propia caída. Retírate cuando tu trabajo esté terminado.”
  • “Engendrar, alimentar, / engendrar sin apropiarse, / actuar sin tomar posesión, / ser guía de los hombres sin ejercer la dominación: / ésta es la Virtud oculta”.
  • “El retorno a la raíz es Reposo”.
  • “Los mejores soberanos, el pueblo apenas sabe que existen (…) Con los mejores ocurre que una vez que han terminado su obra / el pueblo dice: ‘Lo hemos hecho nosotros mismos’”.
  • “Ceder  es conservarse íntegro. / Doblarse es enderezarse. / Estar vacío es llenarse. / Consumirse es renovarse. / No tener nada es poseer. / Tener en abundancia es desorientarse”
  • “La Naturaleza dice pocas palabras”
  • “El que no tiene suficiente fe / no será capaz de obtener la fe de los demás”
  • “El hombre sigue la ley de la Tierra; / la Tierra sigue la ley del Cielo; / el Cielo sigue la ley del Tao; el Tao sigue sus propia ley”.
  • “Lo pesado es la raíz de lo ligero; / lo quieto domina lo agitado”. “en la acción apresurada, se pierde el autodominio”
  • “Un buen corredor no deja huellas”.
  • “El hombre bueno es el maestro del malo. Y el malo es la lección del bueno”
  • “El mundo es un Recipiente Sagrado / que no se puede manipular. Quien lo manipula lo estropea. / Quien lo agarra lo pierde”.
  • “El lugarteniente se coloca a la izquierda, / el general se coloca a la derecha. / Esto quiere decir que la guerra se considera como un funeral (…) Una victoria debe celebrarse con el rito funerario”
  • “El que sabe dónde detenerse para reposar / sabe evitar el peligro. / El Tao es en el mundo / como el gran río o el mar al que fluyen los arroyos”.
  • “El que conoce a los hombres es inteligente. / El que se conoce a sí mismo es sabio”.

  • El Gran Tao “fluye por todas partes” “Precisamente porque no pretende ser grande, / su grandeza se realiza”. “Lo usas, y nunca se agota”. Es la “Simplicidad original sin nombre / que carece de deseo. / La ausencia de deseos produce el reposo. / Y el mundo se pacifica por sí solo”. “El Tao las engendra, / la Virtud las nutre, / la materia les da forma, / las circunstancias las completan” (a todas las cosas). Pero ojo: “Las engendra y no las posee, / las ayuda y no se las apropia, /es superior pero no las controla. / Ésta es la Virtud oculta”. – El Tao “es semejante a la acción de tensar un arco. La parte superior baja u la inferior sube”.
  • “Lo tierno y débil vence a lo fuerte”.
  • “El hombre de justicia superior actúa, y lo hace persiguiendo una finalidad”.
  • “El hombre noble habita en lo sólido / y no en lo diluido. / Habita en el fruto/ y no en la flor”.
  • “La nobleza necesita el apoyo del hombre común / y lo eminente tiene su fundamento en lo bajo”.
  • “Desmonta las partes de un carro, / y no queda carro. / Es mejor retumbar como las rocas / que tintinear como el jade”
  • “La virtud superior parece vacía como un valle. / La pura blancura parece manchada.” “El gran espacio no tiene ángulos. / El gran talento necesita mucho tiempo para madurar”. “La gran Forma no tiene contorno”.
  • “A veces se gana perdiendo, / y se pierde ganando”.
  • “El hombre violento morirá de muerte violenta”.
  • “Lo más blando del universo / atraviesa lo más duro. / Lo que no tiene forma penetra en lo que no presenta ningún resquicio. / Por esto conozco el beneficio de la no-acción” y de la “enseñanza sin palabras”.
  • “¿Qué se ama más: la fama o la propia persona?”, “¿Qué mal es mayor: la pérdida o la posesión?” 
  • “La mayor perfección parece imperfecta (…) Lo más recto parece tortuoso. (…) El movimiento vence al frío, pero la quietud vence al calor. / La calma y la quietud son la norma del universo”.
  • “No hay mayor maldición que la falta de contento. / No hay peor mal que el deseo de posesión. / Por eso el que sabe contentarse siempre estará contento”
  • “Cuanto más lejos se va, / menos se sabe. / Por eso el Sabio conoce sin viajar, / comprende sin mirar, / realiza sin actuar.”
  • “El que puede ver lo pequeño es clarividente, / El que se mantiene en lo débil es fuerte”
  • “Lo que está bien plantado no se puede arrancar”. “¿Cómo sé que el mundo es así? / Por lo que hay en mí”.
  • “El que es rico en Virtud / es como un recién nacido”, “su vitalidad está intacta”. “Conocer la armonía es conocer lo Eterno”, “Intensificar el movimiento de la vida es de mal agüero. / Controlar el aliento es fortaleza. / Crecer con exceso es decaer. (…) Y lo que es contrario al Tao pronto perece”.
  • “El que sabe no habla; / el que habla no sabe”, “suaviza los bordes, / deshaz los enredos”.
  • “Se gobierna un reino con la Norma, / se lucha en la guerra con lo excepcional, / pero el mundo se conquista con la no-acción”, “Cuanta más habilidad técnica tienen los hombres, / más cosas extrañas producen”.
  • “La desgracia se apoya en la dicha, / y la dicha se esconde en la desgracia (…) Lo normal se vuelve anormal / y lo bueno se vuelve siniestro”. “Por eso el Sabio es recto, pero no cortante; / es íntegro, pero no hiere; / es honesto, pero no altanero; / es brillante, pero no deslumbra”
  • “Ser frugal es estar prevenido”, “Esto es tener firmes raíces, fuerza profunda, el camino hacia la inmortalidad y la visión duradera”
  • “Gobernar un gran reino es como freír un pececillo”. “Un gran reino debe ser como las tierras bajas, / hacia las que confluyen las aguas del mundo, / y debe ser la Hembra del mundo”. “Unos vencen abajándose, / otros, permaneciendo bajos”.
  • “Realiza la no-acción. / esfuérzate en el no-esfuerzo. / Saborea lo sin-sabor”
  • “Aborda lo difícil cuando todavía es fácil”. “Los grandes problemas del mundo / hay que abordarlos cuando todavía son pequeños.” “Al que promete a la ligera / a menudo le costará cumplir lo prometido. (…) Por eso el Sabio lo considera todo difícil, / y por eso nunca halla dificultades”
  • “Lo que está quieto es fácil de asir. / Lo que aún no es manifiesto es fácil de evitar (…) / Ocúpate de las cosas antes  de que se presenten. / Cultiva el orden antes de que irrumpa el desorden”.
  • “Aprende a desaprender”.
  • “Es preferible ser huésped que anfitrión. / Es preferible retroceder un pie que avanzar una pulgada”.
  • “Saber que no se sabe es tener una noble intuición. / Pretender saber y no saber es una enfermedad del espíritu”. Hay que reconocer carencias, humildad.
  • “Vencer sin luchar” (es el camino del Cielo), “responder sin hablar, / atraer sin llamar, / conseguir resultados sin trazar planes”. “La Red del Cielo es inmensa y de anchas mallas, / pero no deja escapar nada”.
  • “Ocupar el lugar del ejecutor / es como manejar el hacha del maestro carpintero. / El que maneja el Hacha del maestro carpintero / rara vez deja de herirse las manos”.
  • “Lo tierno y lo flexible son los compañeros de la vida”. “Lo grande y fuerte está debajo. / Lo tierno y débil está arriba”.
  • “No hay nada más blando y débil que el agua, / pero nada la supera en vencer a lo duro”, “Lo débil vence a lo fuerte”. “Las palabras verdaderas parecen falsas”.
  • “Las palabras verdaderas no son gratas”, “El hombre bueno no discute”, “El hombre Sabio no es un erudito”, “El Sabio no acumula”.

Vaya cantidad de reflexiones, máximas y sentencias en un mínimo de palabras ¿eh?, seguro que con cualquiera de ellas podríamos estar un buen rato meditando y dándole vueltas y no acabaría de aportarnos ideas con sus múltiples matices. Es lo que tiene la verdadera filosofía, que se multiplica en la mente de los otros. Y la que yo considero buena puede estar al alcance de quien quiera acercársele, y no ha de ser hermética e intransferible.

 

UNA ILUSTRE COLECCIÓN DE PENSAMIENTOS IRREVERENTES

Así se subtitula La Biblia del Ateo, publicada por Seix Barral en 2008. Y de eso se trata, ni más ni menos, de una colección de pensamientos que buscan pellizcar el entendimiento, la sensibilidad y la fe ciega, pero que a mi modo de ver no dejan de ser intrascendentes. Piedras preciosas (en su mayoría los que las suscriben son personajes muy sonados) de la crítica y la burla irreverente para un museo de singularidades. Este argumento de autoridad, sin embargo, no le da una pátina de lectura acorde con los tiempos. Muchas son las webs de citas y pensamientos (yo misma incluyo un post en este blog con direcciones en que rastrear algunos) que hacen algo similar.

Y se echa de menos alguna reflexión que hayan suscitados en otros individuos, si quiera la opinión del propio antólogo (del que o de los que nada se dice), que hubiera sido tan subjetiva como todo lo demás y, por la misma razón, igual de respetable.

Por otro lado, aunque se agrupa por… ¿temas, capítulos?, que se relacionan de un modo u otro con la Biblia al principio y con grandes personalidades de todo tipo después, resulta endeble y pobre su organización, si bien se pueden extraer varios que representa con altura el apartado en que se insertan. Como ejemplo: voy a citar algunos que bien podía insertar en mi página de “Citas que me impactaron”:

I Génesis: En el principio fue la Palabra , al final sólo el Cliché (Stanislaw Jerzy Lec).

II La Palabra: El martirio… el único modo en que un hombre puede hacerse famoso sin tener ningún talento (George Bernard Shaw).

III El Evangelio: [Lareligión] es una creencia con estilo (Oscar Wilde).

IV El Libro de la Sabiduría: No puedo creer en un Dios que no tenga ni sentido del humor ni sentido común (W. Somerset Maugham).

V Nuestros antepasados que están en los cielos: Cada paso que la inteligencia ha dado en Europa ha sido encontra del partido clerical (Victor Hugo).

VI El Libro de la Razón: Es necio pedir a los dioses lo que un hombre puede conseguir por sí mismo ( Epicuro).

VII Cienciosofía: No creas sin pruebas. Trata las cosas divinas con gran respeto. Ni te acerques a ellas (Ambrose Bierce)

VIII El Tao de la Incredulidad: No puedo enfadarme con Dios, no creo en él (Simone de Beauvoir).

IX El Libro de las Preguntas: Si el poder absoluto corrompe, ¿dónde deja eso a Dios? (George Daacon).

X Revelaciones: No esperes al Día del Juicio Final. Se celebra cada día (Albert Camus).

XI El Buen Libro: “El Buen Libro”, uno de lops más notables eufemismos jamás acuñados (Ashley Montagu).

XII Las Crónicas del Azufre: Pretender convertir a un hombre mediante milagros es profanar su alma (Ralph Waldo Emerson)

XIII Proverbios: La gente común ve la religión como si fuera algo cierto; los filósofos como algo falso y los gobernantes como algo útil (Lucio Anneo Séneca).

XIV El Libro de la Virtud Común: La cima de la tolerancia la alcanzan mejor aquellos que no están limitados por convicciones (Alexander Chase).

XV El Libro del conocimiento: La duda no es una situación placentera, pero la certeza es ridícula (Voltaire).

XVI EL Libro de la Verdad: La verdad pertenece más al territorio de lo desconocido que al de la ficción (Mark Twain).

XVII El Libro de la Inspiración: Creo en Dios, pero yo lo llamo Naturaleza (Frak Lloyd Wright):

XVIII El Libro de la Risa: Una vez quise convertirme en ateo. Desistí de la idea. No tienen días de fiesta (Henny Youngman).

XIX El Libro de la Mujer: Entre todas las clases de errores, la profecía es el que sale más barato (George Eliot).

XX El Libro de Mark (Twain): Es mejor mirar la previsión meteorológica antes de rezar para que llueva.

XXI El Libro de Bertrand (Russell): La causa principal del probleman es que, en el mundo moderno, los estúpidos son arrogantes mientras que los inteligentes están llenos de dudas.

XXII El Libro de George (Santana): El fanatismo consiste en redoblar los esfuerzos cuando has olvidado tu objetivo principal.

XXIII El Libro de Thomas (Paine): Un buen maestro de escuela es más útil que cien sacerdotes.

XXIV El Libro de Robert (G. Ingersoll ): En la naturaleza no hay premios ni castigos. Hay coXX El Libro de Mark (Twain):nsecuencias.

XXV El Libro de Woody (Allen): Para ti yo soy un ateo… Para Dios, la leal oposición.

XXVI El Libro de Voltaire: Si creemos en absurdos. cometeremos atrocidades.

XXVII El Libro de Elbert (hubbard): Danos una religión que nos ayude a vivir. No necesitamos ninguna ayuda para morir.

XXVIII El Libro de Friedrich (Nietzsche): [Sthendal ]me robó el mejor chiste ateo que podría haber hacho: “La única excusa de Dios es que Dios no existe”.

XXIX El Diccionario de Bierce (Ambrose): RELIGIÓN: n. Hija de la Esperanza y del Miedo que explica a la Ignorancia la naturaleza de lo Incomprensible.

XXX Reflexiones:Los hombres tienden a creer más en aquello que menos entienden (Michel eyquem de Montaigne).

XXXI El Paraíso Aquí y Ahora: PARAÍSO: el parque temático del imaginario cristiano (Elbert Hubbard).

Termina el libro con dos apartados (XXXII Apocaliptus y XXXIII Éxodo) que tienen una sola cita. Y deja el regusto de lo incompleto, me hace pensar en las modelos de pasarela, siempre exuberantes y altivas pero poco tiempo entre los espectadores y mucho entre bastidores. ¿Qué autores se han olvidado y cuántas reflexiones quedan sin decir?

Ahora bien, quien se acerque con el ánimo de pasar un rato entretenido sin más ínfulas y con la mente abierta y sin las orejeras que imponen los prejuicios, pasará un rato agradable que en más de una ocasión le pondrá una sonrisa en los labios y una pregunta en el cerebro y le dajará la certidumbre de que el mayor prodigio humano es su capacidad para meditar y descubrir los matices (de ahí la dificultad para entenderse de que hacemos gala, a ver quién es el guapo que da su brazo a torcer aun cuando “donde dijo digo pueda decir Diego”. En fin, una gotita de agua en el mar del pensamiento racional.

QUE EL TIEMPO OS PROTEJA (Y EL ANIMO OS SECUNDE)

Y os preguntaréis por qué y solo podré contestaros que porque cuatro ojos ven (leen) más que dos y cuatro oídos escuchan más que dos “orejas”. Ni que decir tiene que la máxima aumenta en sentido geométrico. Así que añado esta entrada a las dos páginas (una de citas en verso y otra en prosa) que denominé CITAS QUE ME IMPACTARON.

Este es un considerable itinerario de enlaces en los que resfrescarse, deambular y agotarse. Que el tiempo os proteja y, si os apetece, navegad por estas direcciones de CITAS, REFRANES, PROVERBIOS que ni por asomo pretende ser exhaustiva (ya se sabe que el gran peligro de la red es el exceso).

Y como mi intención no es informaros  (el exceso de información es desinformación, que dijo alguien) sino si acaso entreteneros, aquí os las dejo para que os perdáis un rato:

http://www.proverbia.net/

http://frases.astalaweb.com/

http://es.wikiquote.org/

http://www.frasesycitas.com/

http://www.literato.es/citas_poesia/

http://blogatclock.net/citas-de-charles-bukowski/

http://www.lcc.uma.es/~ppgg/html/citas.html

http://www.francixavier.com/search/label/CITAS%20Y%20AFORISMOS

http://www.protocolo.org/miscelaneo/citas_frases_y_refranes/citas_en_latin_sobre_la_buena_educacion.html

http://www.monografias.com/trabajos3/citasyfrases/citasyfrases.shtml

http://www.citasyrefranes.com/famosas/autor/1316

http://flora.lacoctelera.net/post/2008/07/08/algunas-citas

http://www.mundodescargas.com/frases-celebres/

http://www.capitalemocional.com/Trastero/frases.htm

http://www.documentalistaenredado.net/

http://www.deakialli.com/category/frases-celebres/

http://www.citasyproverbios.com/temas.aspx?letra=Top

  http://www.marcianos.com/fr/verso.html

 http://blogatclock.net/citas-de-schopenhauer/

http://perso.wanadoo.es/e/yabir/citaslatinas.htm

http://elnuevoparquet.com/blog.4/citas-y-frases-celebres-mes-de-mayo-mes-de-las-flores-y-la-virgen-maria/

http://www.alohacriticon.com/viajeliterario/modules.php?name=Escritores&action=escritores_citas

PDT.: ¿Alguien me puede explicar por qué unos enlaces aparecen en rosa y otros en azul? ¡Misterios de la ciencia!