¿CÓMO EDUCAR EN EL FEMINISMO?

Cómo educar en el feminismo

Chimamanda Ngozi Adichie es la autora de Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo, un pequeño ensayo que partió de la petición de una amiga suya que acababa de ser madre para que le enseñara cómo tratar a su hija para que fuera feminista. Chimamanda escribe una larga carta sobre el poder de la educación desde la más tierna infancia, en la que le da quince consejos, no por obvios menos interesantes, en que reivindica la igualdad, el respeto y el valor de la mujer y rechaza los estereotipos machistas.

Su primera premisa feminista es la de que cualquier mujer importa igual que un hombre, por lo que invirtiendo el mismo esfuerzo debería obtener los mismos resultados. Sus consejos o sugerencias instan a que la maternidad no coarte nuestra plenitud como personas, ya que no debemos disculparnos por trabajar y lo que es una tradición no quiere decir que sea lo mejor.

Una segunda sugerencia es la de que cuando dos personas tienen un hijo deben cuidarlo y criarlo juntos, y no hay que premiarles a ellos por hacerlo como si hicieran algo especial: puesto que ha sido una elección conjunta es un trabajo de ambos. En tercer lugar, hay que hacer ver a una hija que los roles de género son una solemne tontería (vestir de rosa a una niña, que sepa cocinar o juegue con muñecas y no con juegos más activos como los de tipo construcción…), porque todos esos roles enraizados en la sociedad muchas veces chocan con los verdaderos deseos individuales.

La cuarta sugerencia es que debemos evitar el peligro del feminismo light. La idea de la igualdad no es plena si se toma como algo condicional. En él, el poder del macho sigue ahí latente y ocurre cuando se emplean analogías en que la mujer siempre queda en segundo lugar: “Detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer”. Y lo argumenta con el caso de Theresa May en la prensa británica. Hoy en día, considera (y lo dice precisamente una nigeriana de 40 años) que la discriminación sexista —al menos del mundo en el que se mueve— es mayor que la discriminación racial.

En la quinta sugerencia, propone que a una hija se la enseñe ante todo a leer, lo que le ayudará a cuestionarse el mundo. Aprender y saber expresarse es una inversión para toda la vida. Y en la sexta, que se cuestione el lenguaje, ya que este es el depositario de prejuicios, creencias y presunciones, y muchas veces se dicen con buena intención palabras que están cargadas de connotaciones machistas. Pero tampoco hay que ceder a la jerga feminista abstracta (hablar de misoginia y patriarcado), sino poner cortapisas a los usos machistas habituales y concretos, e intentar evitar las etiquetas y explicar el porqué de ellas y cómo evitar caer en esas conductas. Y lo ejemplifica con la expresión igbo con que se recriminaba a las niñas que hacían algo infantil: “¿No sabes que ya tienes edad para buscar marido?”.

Los ejemplos, los valores sociales, los tópicos y las preguntas son los argumentos que más plantea Chimamanda en su ensayo. Por eso insiste en que no se debe hablar del matrimonio como un logro (prejuicios matrimoniales), ni dar por válido lo que lleva aparejado en determinados países (pérdida del propio apellido); en que no se ha de enseñar a la mujer a que guste, sino a que se guste, porque es imposible gustar a todo el mundo, pero con que una se guste a sí misma ya tiene mucha labor hecha y estará más cerca de la plenitud como persona; en que a las niñas hay que darles un “sentido de identidad” que les haga sentirse parte de un todo; que hay que animarlas a ser activas, para lo que practicar deporte es una buena idea; que el aspecto y la moral no van de la mano; que es conveniente rodearlas de mujeres admirables y de hombres buenos que no fanfarroneen; enseñarlas a “cuestionarse el uso selectivo que hace nuestra cultura (aunque hable de la suya es igual en la nuestra) de la biología como razón para las normas sociales”; y hablarles del sexo y del amor con claridad, de las ideas dañinas recubiertas de un humor frívolo, de la opresión, de la diferencia como algo completamente normal…

Una sencilla lectura para enseñarnos Mediterráneos por los que a veces nos negamos a navegar.

 

Anuncios

DÍA MUNDIAL DE LAS ENFERMEDADES RARAS 2018

Me pasa mi amiga Esther Cámara, presidenta de AEPPEVA, una nueva iniciativa para visibilizar las enfermedades raras. El sábado 24 de febrero en CREER, Centro de Referencia Estatal de Enfermedades Raras, sito en Burgos, tendrá lugar un espectáculo musical (Diego Galaz) y la IV Cadena humana para que las enfermedades raras sean tratadas como se merecen, se destine presupuesto, no se las invisibilice, se ayude a los enfermos y a sus familias…

Si estás leyendo esto, tal vez temas verte algún día como, de repente, algunos amanecieron. Tal vez conozcas a alguien en su misma situación. Tal vez seas consciente de que merecen ser oídos.  Tal vez sepas cómo darle mayor publicidad. Tal vez puedas echarles una mano o dedicarles un rato de tu vida. Tal vez.

https://reyournal.com/post/dia-mundial-de-las-enfermedades-raras-2018/ver

NO ES LO MISMO OSTENTOSO QUE OSTENTÓREO

 

No es lo mismo ostentoso que ostentóreo, subtitulado La azarosa vida de las palabras, de José Antonio Pascual, vicedirector de la Real Academia Española, es un excelente ensayo sobre el origen de los cambios históricos y las contaminaciones entre palabras cuyo significante se parece pero su origen y significado es totalmente distinto. Por eso nos abre los ojos sobre las etimologías azarosas, muchas de ellas imaginarias, que contribuyen a complicar la historia de la lengua, ser vivo que va cambiando, se va modificando, va creciendo o decreciendo en función de los usos que reavivan  los hablantes o yacen en su desinterés o su desprecio.

La historia de un idioma nos lleva por el camino recto y por los desvíos innovadores: a veces literarios, otras coloquiales e, incluso, en ocasiones vulgares. En este inventario hay mucho “terreno minado de trampas”, que solo debería constreñirse a la imaginación y a las metáforas.  Si ser excesivamente laxos puede degenerar el idioma, ser demasiado puristas puede acabar con su novedad y fertilidad. Es importarte en el uso de la lengua ser creativos, no quedarnos amilanados por nuestras inseguridades. Cuanto más se arriesga uno más puede equivocarse o dar con tropiezos lingüísticos, pero no debemos desalentarnos por equivocarnos. Siempre hay unos límites, unas líneas rojas, y no se puede dar marcha atrás cuando unas opciones ya han sido institucionalizadas.

El idioma es versátil y voluble, se adapta a las circunstancias, contextos y personas; pero arrogarse, es decir, atribuirse indebidamente expresiones que no debería tampoco es correcto (en las páginas 58 y 59, incluye un par de cuadros interesantes sobre el significado de varias palabras). Hay que tener en cuenta que todos los vocablos poseen matices inherentes y otros circunstanciales. Nuestro léxico adquiere sentido en el marco en el que se usa, y tiene unas posibilidades combinatorias y unas restricciones de uso que también hay que conocer. Una voz suele correr tortuosos caminos y su aceptación o no depende de ellos. Las opciones de los sufijos también son variopintas, la suerte de unos y otros corre pareja al lugar donde se usan, así unos son ganadores en un sitio y otros en otro.

Además, hay palabras adoptadas (no siempre adaptadas) de otras lenguas, a veces, incluso, sin darnos cuenta. Las lenguas no son puras, y no están aisladas de las demás ni viven de espaldas a lo que pasa en el mundo, reciben préstamos. El léxico se importa de la nación que en determinada época era más importante, el español recibió: arabismos a lo largo de nuestra Edad Media, italianismos en el Renacimiento, galicismos en el siglo XVIII, anglicismos en la actualidad (al crearse términos científico-técnicos y económicos novedosos), etc. Las lenguas están en permanente contagio de voces e ideas de moda, aunque también es verdad que algunos términos después de un tiempo acaban  pasando a mejor vida (como gentleman o sportman).

Con frecuencia, los diccionarios, como el Tesoro lexicográfico de la lengua española, nacieron para salvaguardar la lengua o juegan un papel de vigilancia de la misma, y sirven como una medicina preventiva o una especie de recetario que impide que nos equivoquemos, porque pesa sobre nosotros la autoridad y la tradición. El que permanezcan las voces del pasado ya desaparecidas en los diccionarios actuales que tienden a la intemporalidad puede ser necesario (ayuda con los textos antiguos), pero a veces no es del todo útil, ya que el recuperar tantas palabras puede convertirlos en un cementerio poco visitado. El ensayista recoge un ejemplo muy gracioso que se da en el artículo “Hablemos claro” de Luis Ignacio Parada (en la página 216).

También es verdad que según lo que queramos descubrir hay diferentes tipos de diccionarios y formatos (electrónicos y a la carta: existe uno en castellano con las voces de ciencias y artes). Algunos como el Diccionario de autoridades o el Diccionario académico (en el que comparten  responsabilidad Pascual y otros componentes de la misma corporación) a veces nos explican las falsas etimologías. Pero siempre hay huéspedes erróneos e interpretaciones fallidas de datos pasados (no tener en cuenta que la doble “n” podría representar la “n” y no necesariamente la “ñ”, tradujo una vez donan en el sentido de regalo como doña).  En cualquier caso, debemos enjuiciar nuestros propios juicios a la ligera. Para ello también nos conviene acudir al Diccionario histórico en el portal de la RAE, y “zapear los caprichos de la etimología”, como dice el autor en un epígrafe, porque no existe siempre una explicación etimológica. Y recoge esta cita de la obra Vida y opiniones del caballero Tristán Shandi de Laurence Sterne: “La inestabilidad en los significados de las palabras ha ofuscado a las mentes más preclaras y exaltadas”.

Por tanto, ojo con análisis léxicos que inventen orígenes o transformaciones sin cerciorarse de ellos. Necesitamos informaciones etimológicas e históricas seguras para determinadas voces que con el paso del tiempo desarrollan acepciones contradictorias, como es el caso de enervar, que lo mismo significa tranquilizar que excitar; o incautarse que lo mismo es hacerse con algo legalmente como arbitrariamente, o evento que puede ser un hecho imprevisto o inseguro o un acto programado, o concitar cuya tercera acepción significa reunir y congregar mientras que la primera significa conmover o instigar. O ahilar(se) que puede significar ir en fila o debilitarse (de ir adelgazando la lana al hilarla), ambos desusados.

Algunos ejemplos y curiosidades son:

  • Hay tríos de palabras sinónimas que difieren en muy poco, como escuchar, mirar, conocer, que tienen el rasgo de hacerlo con atención; mientras que oír, ver, saber tienen el rasgo de hacerlo sin ella.
  • Aderezar, reparar y arreglar son voces más o menos sinónimas cuyo sentido básico es el de mejorar algo, pero que no se usarían en los mismos contextos, y es que el cambio semántico hace que se apliquen a distintos contextos porque no coincide qué es lo que se mejora.
  • A veces, durante algún tiempo se hacen contemporáneas palabras sinónimas de origen diverso, como el anglicismo fútbol frente al españolizado (calco) balompié, pero finalmente acaba derrotada una de ellas por economía lingüística. Sin embargo, hay palabras en las que crecen sus posibilidades y así tenemos: porteros, cancerberos, arqueros, guardametas lo que demuestra “la labilidad de los usos en materia de léxico”, su consumo y la elección lingüística definitiva son provisionales. Importantes a este respecto son las palabras bajo el epígrafe Cierro con un largo caminar del capítulo La contaminación de las palabras, inserto entre las páginas 105 y 108, una verdadera argumentación deductiva sobre el tema.
  • Hay expresiones aborrecibles como decir gracias a (término totalmente negativo) en lugar de por culpa o expresiones como sufre mejoras o consigue derrotas que mezclan algo positivo y algo negativo.
  • Algunas confusiones léxicas se producen por la de desaparición de determinados semas de distintas palabras. Con frecuencia, las palabras se contaminan, corrompen o deforman al relacionarse entre ellas. Ostentoso proviene de ostentar y ostentación frente a estentóreo que proviene de Esténtor, un personaje de la Ilíada con una voz fortísima.
  • Sabemos que el antónimo de introvertido es extravertido sin embargo los hablantes ponen orden y contaminan esas extrañas parejas, así la “o” de intro hace olvidar la “a” de extra (cuestión de prefijos y no de género) y “regularizan” lo que oyen como anomalía.
  • Sabemos que el antónimo de introvertido es extravertido sin embargo los hablantes ponen orden y contaminan esas extrañas parejas, así la “o” de intro hace olvidar la “a” de extra (cuestión de prefijos y no de género) y “regularizan” lo que oyen como anomalía.
  • Que uno sufijos venzan frente a otros a veces es fruto de la casualidad o de la moda, y simplemente se acaba recogiendo el mayoritario. Así, sportivo y sportman se sustituyen por deportivo y deportistas, mientras que Unamuno era partidario de deportero y deportismo (es decir, que ni siquiera intelectuales y lingüistas estarían de acuerdo en qué dar por mejor). El aplauso en cuestiones semánticas es muy subjetivo, de ahí las connotaciones (sociales e individuales) de las palabras.
  • Azagaya es una lanza de los grupos marginales, Chuzo un arma blanca de punta que existe desde el siglo XVIII una especie de instrumento de defensa de los serenos. Ambos eran impropios de los ejércitos regulares. También existe la palabra espiche como un arma o instrumento puntiagudo que lo mismo podría ser una azagaya, un chuzo o un asador.
  • Unas palabras se acortan con el paso del tiempo y otras se estiran son desequilibrios propios de cualquier ser vivo. Pero la “afición al estiramiento de una palabra es más una consecuencia que una causa” producido por el olvido del verbo y por la dictadura de la coloquialidad como se atestigua en las cadenas de formación de las palabras: bomba, bombear, bombarda, bombardear.
  • A veces se producen acortamientos por haplología (elisión o eliminación de fonemas, por la reducción de dos grupos de sonidos semejantes): velorio por velatorio.
  • O se produce una vuelta atrás derivativa: la palabra más antigua es aberración y después surgen aberrante y aberrar.
  • Detentar significa retener lo que no nos pertenece y ejercer ilegítimamente cualquier cargo. Pero se fue aceptando el significado (del francés creo) de poseer y de desempeñar o ejercer el poder como ostentar. El triunfo de este uso entre los usuarios del idioma se demuestra cuando en la DRAE del 92 se acepta este significado usual (que es justo el contrario del original).
  • Enervar ahora se usa como sacar de las casillas o ponerse nervioso, y tras generalizarse se ha aceptado ese cambio de significado a diferencia del inicial debilitar, quitar fuerzas, proveniente de su origen en latín, en que significaba que cortaban los nervios de animales esclavos para que no pudieron escapar. El significado desusado cede terreno al usual. Y este cambio se propaga a toda su familia léxica y se regulariza.
  • Algo parecido pasa con el verbo escribir, cuya cuarta acepción, culta, que significa expresar pero se ha relegado por el uso, lo mismo que la de expresar en el sentido de pedir que era un aragonesismo. Los arcaísmos pueden resultar entrañables para los filólogos o los interesados en entender mejor textos antiguos y pueden servir de acicate, lo mismo que las voces regionales que a veces contemplan determinados diccionarios. Pero todo con moderación. La tarea de los filólogos es sortear los obstáculos para desvelar las falsas etimologías como aquel fabrido o febrido que se adjudico alegremente como pariente de fabricado.
  • Igualmente, es interesante saber el origen de algunas expresiones como la de ” ponerme estupendo” que inventó Valle-Inclán para uno de sus personajes.

¿Deberían los diccionarios  descartar las acepciones anticuadas o explicar su contradicción con otras más modernas? La respuesta mejor es que tan necesarios son para entender textos del pasado como para entender los usos actuales. El trabajo es continuo para los que se dedican a ello, porque “todo es perfectible”, incluso los instrumentos con que desentrañar los distintos vocablos (su origen, su evolución, sus significados antiguos y sus acepciones nuevas…). No debemos, pues, idolatrar la herramienta del diccionario, ni dejarnos llevar tampoco por el derrotismo ni la complacencia; hemos de reflexionar y ser conscientes del problema de las obras lexicográficas. Además, si el uso y la evolución del vocabulario se imponía antes lenta y oralmente, cuando surgió la imprenta se comenzó a difundir con mayor celeridad y universalidad, en nada comparables con las del uso y abuso con que se transmite y expresa uno a través de la Red ahora.

En definitiva, el diccionario debe incluir las palabras corrientes, al tiempo que debe hacer corriente su uso, porque se trata de un libro que está dedicado a contar la historia de cada una de las que lo componen. El ingente trabajo divulgativo lexicográfico evitará que un diccionario asfixie a las propias palabras usadas o integradas en él.

Este es el fin de este ensayo: la necesidad de conocer la historia del léxico para explicar los usos actuales. Una obra imprescindible para todo aquel amante de la lengua.

 

PARA SABER MÁS:

http://www.lavanguardia.com/libros/20130118/54362049257/pascual-publica-no-es-lo-mismo-ostentoso-que-ostentoreo.html.

 

TANTEOS Y… ¿TONTEOS?

Club de lectura

Tras una primera inmersión en el género narrativo, que como es de imaginar ha recibido críticas variopintas (desde un “Magistral” que me elevó la autoestima a un “Con unos cambios aquí y allá puedes hacer de esta obra primeriza una novela digna” que me chafó un poco) y de la que no digo más por estar presentada a concurso, comienzo una nueva andadura (¿o no?).

Todo ocurrió por casualidad. Me llegó la publicidad de un club de lectura y el Premio Café Madrid para proyectos de novela, y decidí tirarme a la piscina (sin darme tiempo a secar del chapuzón anterior) y participar con el “chasis” de una nueva novela.

Si queréis leerlo, se halla en: https://clubdeescritura.com/convocatoria/premio-cafe-madrid-proyectos-novela/leer/1132999/el-camarero-de-el-gato-que-ladra/.

Comienzo con los previsibles primeros capítulos y luego dejo constancia de su sinopsis, quizá un tanto ambiciosa, pero por intención que no quede… Si he de darme de narices con la realidad después, ya habrá tiempo.

INFORME MONGOLIA. ¿OBJETIVIDAD PERIODÍSTICA?

informe-mongolia

¡No sé por qué después de tanto tiempo me he acordado!

Hará unos cuatro años leí el Informe Mongolia titulado Papel mojado: la crisis de la prensa y el fracaso de los periódicos en España. Me pareció un estudio magnífico. Alertaba contra la información arrodillada ante el abuso de poder. Tocaba en la herida: el derecho a informar y ser informados y las posibilidades reales de una y otra cosa. Porque una es la realidad y otra las noticias que esta genera. Para nuestra desgracia, la naturaleza del periodismo se disuelve entre la credibilidad y la verosimilitud y los diversos empujes de los grupos que poseen la varita de mando, en lugar de ceñirse a la verdad a secas.

Entonces tomé varias notas que ahora comparto, porque me siguen pareciendo de interés social y a la orden del día. No estoy segura de si cito o si recreo, pero sí mantienen estas notas –creo- el espíritu de aquellas letras, aunque (inexperta en el tema) hayan podido cambiar ciertas propiedades de mano.

Además de contra la Banca, arremetía contra monopolios y oligarquías de uno u otro signo. Recuerdo algunas grandes empresas que se nombraban: Abertis, Repsol, Telefónica… Pero ante todo era aquella la que salía trasquilada:

  • Nos podemos preguntar por el dividendo de empresas periodísticas de las empresas tradicionales y por la independencia periodística. Pero la realidad es que existe un cuarto poder, la banca, que al arrope de la crisis financiera ha abusado del ciudadano de a pie (sueldos obscenos de sus administradores, por ejemplo) y tiene mucho que callar u ocultar. Y posee en gran medida los medios.
  • Resulta imposible denunciar los efectos de su mala gestión, de su cruel modo de trabajar, de su patológico modo de medrar (pensiones, paro, preferentes y productos tóxicos de socios…). Si la propiedad real por deudas ha pasado de las anteriores manos privadas a manos de los bancos, de las grandes multinacionales o de particulares que también poseen acciones en esos medios de comunicación, es imposible denunciar la mala praxis.
  • Sobre el papel existe la independencia jurídica, política y periodística que debería garantizar la imparcialidad informativa sin importar quién gobierne.
  • Pero ante los temas candentes, la credibilidad se ve resentida porque hay que lavar la imagen, la tarea de años de objetividad y buen hacer se pierde en un segundo. Y se ocultan o manipulan conflictos que no les conviene airear, por medio de una especie de omertá mediática (como el código de honor mafioso, qué contrasentido, qué paradoja).
  • Las redes sociales de los nuevos medios independientes no son suficientemente poderosas para atajar esta desinformación real y esta información ficticia. Los medios independientes no dejan de hacer agua.
  • Los poderosos se convierten en los azotes de la corrupción de sus enemigos, pero no en los de la de sus allegados; y mientras cavan la tumba de unos imputados, dejan marchar de rositas a otros (se cede a dudosas teorías conspiratorias, a presiones sobre determinados periodistas…).
  • Muchos son los casos que han quedado en el aire: el de la Gurtel, el caso Palma Arena del que se desglosó el caso Urdangarín, la burbuja del ladrillo, la banca, la dación en pago, el rescate financiero, las pensiones… mientras algunas empresas periodísticas crecen con deudas.
  • Ahora todo tiene que ver con los euros. En el epicentro de la corrupción balear, Jaume Matas, con lazos incontestables con algunos periódicos y accionista por ejemplo de la edición balear de El mundo.
  • En ocasiones, los instructores de casos como el de Garzón (con varios frentes: las escuchas telefónicas, los sobres del Santander o el de el chivatazo del caso Faisán, lo de la memoria histórica de los asesinados durante la guerra civil, a quien se afea la instrucción de los casos y provoca que el juez estrella acabe estrellado) son familiares de personas importantes en la administración de un periódico. ¿Hay una sombra alargada que se cierne sobre ello? ¿Hay lazos entre casos que se desatan o se esconden?
  • El maquillaje ha pasado de la esfera personal a la pública y se ha convertido en un doble impagable para multinacionales petroleras, gasísticas, telefónicas… Todo esto origina un cuarto poder en que los medios y los periodistas están al servicio de la publicidad de la banca, que concede o no los créditos.
  • A pesar de ser un pilar básico de la democracia frente a los desmanes políticos (ejecutivo, legislativo o judicial), es la suya una labor tan encomiable como prácticamente imposible.
  • En casos así uno se pregunta si los progres de medio pelo y los ultraconservadores no serán los mismos perros con distintos collares y sus empresas intocables. Ejemplo: en la huelga de hambre de seis trabajadores de Telefónica en 2012 se produjo una Omertà mediática en El País de Juan Luis Cebrián El Mundo de Pedro J. Ramírez y La Vanguardia de Javier Godó.
  • Una opción es despedir a los veteranos incómodos.
  • Según Pere Rusiñol en el prólogo, se produce un nuevo modelo de propiedad, la del accionista, consecuencia de ser absorbidos por el medio financiero, de ahí que los lectores no se fíen ni deban fiarse.
  • Las fuentes de ingresos diarios históricamente fueron de un 60% por la publicidad (ahora el total, incluso tienen que andar con regalos ya que han reducido los ingresos de la publicidad) y un 40% por las ventas. Es normal si tenemos en cuenta que hay información gratis en Internet y más rápida y que la tecnología abarata costes.
  • El viejo periodismo independiente es ninguneado. De ahí el papel fundamental de la irreverente revista satírica Mongolia que preconiza la muerte del periodismo clásico: “perro come perro” sobre la propia crisis de los medios.

PARA SABER MÁS:

http://www.revistamongolia.com/noticias/papel-mojado-la-crisis-de-la-prensa-ya-la-venta-en-librerias.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Papel-prensa-fracaso-periodicos-Espana_6_130946927.html.

 

COMPARTIENDO VERSOS Y VERSOS COMPARTIDOS

Diploma Versos compartidos.jpg

Siempre es agradable que consideren que lo que haces está bien. Aunque algunos concursos no sean lo que parecen. Aunque algunas personas se aprovechen de tu ingenuidad y otras se sometan a sus débitos más que a sus gustos.

Por lo pronto, comparto estos diplomas que me han enviado por correo tras participar en sendos concursos. Poco significan, pero me gustan…Elena Gema Camacho Rozas .jpg

CITAS VARIAS EXTRAÍDAS DE MIS LECTURAS (PRENSA DIARIA O SEMANAL, REVISTAS COMO QUO, CALENDARIOS…):

De nuevo con mi vieja inclinación. Hay tanta gente brillante que expresó antes lo que siento o pienso yo ahora que es fácil acudir a sus palabras.

Como he dicho mil veces, siento devoción por las citas, a menudo, máximas, greguerías o aforismos que llenan de luz, de amor o de sorpresa nuestras vidas. Ahí van otras tantas:

Resultado de imagen de imagen citas

  1. Bienaventuranza popular: Bienaventurados los que se ríen de sí mismos porque nunca les faltará motivo de que reírse.
  2. Refrán popular español: El envidiado se da el atracón, y el envidioso padece la digestión.
  3. Theodor Fontane: Los libros tienen su orgullo. Y su soberbia es tan grande, que si los prestas, no vuelven nunca.
  4. Simone de Beauvoir: Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo.
  5. G. Bohn: El desprecio desbarata las injurias más pronto que la venganza.
  6. Mateo Alemán: No hay maestro como el ejercicio.
  7. San Agustín: Hay que aprender cosas útiles más bien que cosas admirables.
  8. John Ruskin: Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía.
  9. Juan Luis Panero en “La Duce en Piazza Cavour”: Que nuestras voces roncas de tantas carcajadas / y tu rostro de magia, de pasión y de farsa, / nos expliquen un poco este absurdo destino, / este extraño conjuro que afirma que aún vivimos.
  10. John Wilmot Antes de casarme tenías seis teorías para educar a los hijos. Ahora tengo seis hijos y ninguna teoría.
  11. Doug Larson: El gato podría ser el mejor amigo del hombre, pero nunca se dignaría a admitirlo.
  12. Bill Daña: Me habían dicho que el amaestramiento es un proceso difícil en los gatos. No lo es. El mío consiguió amaestrarme en dos días.
  13. Gastón Baquero: Parece que estoy solo pero llevo en derredor un mundo de fantasmas.
  14. Juan Luis Panero en Cristal de otoño: la vida como un cristal manchado, / trasparente cristal la solitaria muerte.
  15. Leonardo da Vinci: Quien no condena al mal lo está alimentando.
  16. Antonio Muñoz Molina como elogio al placer de leer a propósito del libro de Alberto Manguel Historia de la lectura: Uno no lee para aprender, ni para saber más, ni para escaparse. Uno lee porque la lectura es un vicio perfectamente compatible con la escasez de medios, con la falta de esa audacia que otros vicios requieren, y, más importante todavía, con la absoluta pereza.
  17. La Bruyére: Una larga enfermedad entre la vida y la muerte hace que la muerte resulte un consuelo tanto para los que mueren como para los que se quedan.
  18. Víctor Hugo: En la montaña el turista viene a buscar un panorama, el pensador encuentra un libro inmenso.
  19. Cervantes: De gente bien nacida es agradecer los beneficios que reciben.
  20. La Bruyére: Si la pereza es la madre de todos los vicios, la carencia de espíritu es el padre. El que no ha sido puesto a pringar por la buena y la mala suerte puede como el soldado que no ha visto nunca el enemigo.
  21. Pushon: La cobardía pregunta ¿no es peligroso? La conveniencia pregunta ¿será político? La vanidad pregunta ¿será popular? Pero la conciencia pregunta: ¿será correcto?
  22. Boileau: Nada hay más bello que los verdadero.
  23. Séneca: En ciertas cosas vale más ser engañado que desconfiar.
  24. Epicteto: En vez de llenar tu casa con muebles suntuosos, por vano amor al lujo, cuídate de amueblar tu alma con la liberalidad y la justicia.
  25. Maquiavelo: De la misma manera que se necesitan las leyes para conservar las buenas costumbres, estación necesarias para el mantenimiento de las leyes.
  26. Montaigne: El hombre debe aprender a soportar pacientemente lo que no puede evitar debidamente.
  27. Séneca: La mente tardan olvidar lo que le ha llevado mucho tiempo aprender.
  28. Tomas Fuller: El hombre sabio, incluso cuando calla, dice más que el necio cuando habla.
  29. Clarence Darrow: La primera mitad de nuestras vidas la estropean nuestros padres, y la segunda mitad nuestros hijos.
  30. San Levenson: La razón por la que los abuelos y los nietos se llevan también es que tiene un enemigo común.
  31. John Jaden Dryden: La obra de teatro debe ser una imagen justa y viva de la naturaleza humana.
  32. Gandhi: Sólo cuando la religión penetra en su vida, puede llamarse a uno religioso. La religión no es un vestido que uno se pone o se saca.
  33. Molière: Fácilmente nos dejamos engañar por aquellos que amamos.
  34. Schiller: Cada uno, visto de uno en uno, es tolerablemente inteligente y razonable; si todos forman un cuerpo, al momento os saldrán de todo ello un imbécil.
  35. Fenelón: Vale más tener el corazón alegre que la vida feliz. El corazón alegre suple a todo.
  36. Óscar Wilde: Es conveniente poner límites a la acción; pero no es conveniente poner límites al arte.
  37. Lejandro Vinet: La tristeza es la muerte del alma; la alegría es la vida.
  38. Joubert: El sentido común se acomoda al mundo; la prudencia trata de estar de acuerdo con el cielo.
  39. Cicerón: Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.
  40. Bill Cosby: Los seres humanos son las únicas criaturas de la tierra que permiten que sus hijos vuelvan al hogar.
  41. Charles Wadsworth: Para cuando un hombre se da cuenta de que su padre quizá tuviera razón, ya suele tener un hijo que piensa que él se equivoca.

Pdt.:

¡Seguiré con la afición! Y no es una amenaza sino la constatación de que hay pasatiempos que se recobran o se mantienen y nunca se olvidan.

ACOGIDA SÍ, GUERRA NO

El viernes 30 de junio, bajo una lluvia de escándalo que parecía refrendar que no es justo lo que muchas personas sufren, nos reunimos personas que creemos que merece la pena la lucha incruenta contra la sinrazón feroz y la palabra y la música contra las pateras, las mafias y las balas. Aquí os dejo el poema que escribí para el acto:

 

Soy solo un emigrante que su país echó.

Me miran, y ven en mí un peligro.

Me miran, y ven en mí un mendigo.

Me miran, y no me ven.

 

Solo observan qué me falta,

qué me sobra, qué me hace distinto

de ellos, de su grupo, de su estatus.

Soy el cero a la izquierda del progreso.

 

No recuerdo el país en que apenas me crié.

No hay entre mis pertenencias

ni Biblia ni Torá ni Corán

ni palabra de Dios único

que mis decisiones dicte ni mis males sane.

Y carezco de espejo que muestre mi color.

 

La Convención de Ginebra es un papel mojado,

como mi propia ropa, como mis propios pies,

como esta tienda de campaña desvencijada.

Prestadas incluso la humedad y la intemperie.

 

En mi hermana hincó el dolor sus garras,

mujer en lugar equivocado.

Un amigo homosexual y un primo albino

se ganaron cárcel, tortura y expulsión.

 

Pusimos rumbo como quien tiene alas.

hacia otro continente sin guerras, sin hambrunas.

Somos los desechados de toda dictadura:

marginación, pobreza, violencia y corrupción.

 

No hay guerra más penosa que este sufrir diario.

El derecho de asilo internacional no prevalece

cuando cada Estado impone su derecho propio.

Las cuotas no se cumplen y los conflictos siguen.

 

ACNUR es tan longevo como un abuelo apátrida.

Los protocolos toman forma de estigma y

son los países pobres de Asia y África

quienes nos abren sus puertas y sus manos.

 

Mi asilo es inhumano. La ONU me celebra:

nos cantan, nos recitan, nos numeran. Yo callo.

La utopía es un piercing pomposo y gangrenado.

 

Nos registran, nos asientan, nos estancan,

como reses marcadas al fuego por el hierro.

Retornamos de la nada al inframundo,

ejército de indigentes del tamaño

de cualquiera de los países que nos niegan.

Que la mitad sean niños ¿a quién le importa?

El derecho arroja a quien acoge

a pozos sin fondos, sin sosiego.

¿Quién obliga a conceder asilo?

Los artículos de las Convenciones son solo

eso: cifras sin cara, pasos en falso,

falsas soluciones y el estupor hecho carne.

 

Pero oigo voces a veces en la calle

que parecen amigas.

Son ellas quienes quieren abordar mis males,

derrotarlos.

Esas voces importunan mis fantasmas,

me hacen creer. ¿Tendremos algún futuro aquí?

 

Las fronteras son una línea

en el horizonte de las aspiraciones.

Y nos desplazamos en hileras tan ligeras

que el horizonte nos hace vulnerables

con su férrea férrea lejanía.

BLOG EDUCATIVO DE MÚSICA

¿A quién no le gusta la música?

El que no haya bailado un ritmo alguna vez, quien no haya tarareado una canción, quien no tenga una banda sonora vital es un especimen raro raro (casi tanto para mí como espécimen, que es la palabra que la Santa Madre Iglesia de la Lengua -la RAE- da por válida, o incluso más).

¿Y qué profano conoce todas las familias de los instrumentos, los sonidos propios de cada uno de ellos, y otros mil contenidos de ese vasto arte que es la música?

Pues si sois curiosos como yo, aquí dejo unos enlaces muy interesantes:

MÁS ALTAPI

Desde hace tiempo, recibo correos de Altapi con poéticos enlaces a youtube o powerpoints en que enlaza música y pintura. Antes los cargaba en mi blog (https://elenacamachorozas.wordpress.com/2011/10/03/tapame-con-tu-rebozo-llorona/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2011/10/18/power-ars-el-arte-al-poder-o-el-poder-del-arte/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2012/01/23/el-vicio-del-arte/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2012/07/06/presentaciones-pintura-y-musica/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2012/10/13/el-principe-de-los-suenos/https://elenacamachorozas.wordpress.com/2013/02/15/pintura-y-musica-musica-y-pintura-tandem-de-artes/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2013/05/13/sentido-y-sensibilidad-altapi/, https://elenacamachorozas.wordpress.com/2014/10/14/altapi-de-nuevo-sonidos-y-colores/). Ahora os dejo que los descubráis por vuestra cuenta. Esoero que disfrutéis con ellos:

« Older entries